Limpieza y cuidados del cordón umbilical

Cordón umbilical

Una de las cosas que más causa dudas y miedos a una madre, sobre todo si es primeriza, es el cordón umbilical. Generalmente el mayor temor que se tiene es el de hacerle algún daño al bebé al curarle el ombliguito. Hoy te contamos cómo curar y limpiar el cordón umbilical.

En primer lugar tendremos en cuenta la limpieza, ya que el mayor objetivo es evitar infecciones para que se le cure, caiga y cicatrice. Existe la creencia de que el bebé no puede bañarse sumergido en agua hasta que se le caiga el cordón umbilical, por lo que se piensa que la única forma de hacerlo es utilizando una esponja o toallita que pasaremos por todo su cuerpo.

Esto es un falso mito, puedes utilizar la bañera con agua para bañar al bebé siempre y cuando luego le seques cuidadosamente el ombligo. Aún así, si te sientes más segura haciéndolo de la primera forma no hay ningún problema.

En cuanto a la cura tenemos diferentes opiniones en los pediatras, algunos indican que con tenerlo limpio y seco basta, otros sugieren el uso de antisépticos. En el caso de optar por la segunda opción se recomienda el uso de una gasa empapada en alcohol de 70º que utilizaremos para cubrir el ombligo.

Algunos productos como el clásico betadine (o cualquier otro que incluya yodo) no están recomendados para los bebés, ya que pueden causarles diferentes problemas de salud.

Por último, si ves que sangra más de lo normal, tiene pus, está hinchado, tiene tono amarillento o desprende un olor desagradable, es necesario acudir al pediatra para que lo examine.


Categorías

Cuidados

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *