Lince: un juego de mesa para niños

Juego Lince ventajas

Lince es un juego de mesa que ya lleva unos cuantos años en el mercado, pero que sigue teniendo un éxito rotundo. Lo cierto es que, dentro de un mundo donde la tecnología tiene el gran protagonismo, encontrarnos con ideas como esta que se mantienen a flote nos encanta. Pero no solo a nosotros, sino que los más pequeños de la casa opinarán lo mismo.

Se trata de una opción para pasar tardes de lo más divertidas. Gracias a que el juego Lince cuenta con varias versiones, podréis jugar toda la familia. ¿Todavía no lo conoces? Entonces estás en el lugar adecuado porque te contamos cómo se juega, todos los modelos del juego y mucho más. ¡Si querías hacer un buen regalo, no te hace pensar en nada más!

Qué es el juego el Lince

Es un juego muy clásico, pero que siempre tiene un éxito arrollador. Esto es propiciado porque su temática es de lo más divertida y uno nunca se cansa de jugar. ¿En qué consiste realmente? Pues partimos de un tablero que está compuesto por más de 300 imágenes, en algunas versiones. Todas ellas a todo color, lo que hace que tengamos que agudizar nuestros sentidos, sobre todo el de la vista. Porque tendrás que buscar un objeto entre todas esas imágenes que hemos mencionado. Puede parecer sencillo pero no lo es tanto ya que las fotos son de objetos cotidianos que todos conocemos pero cuando hay tantos, puede que nuestra vista nos juegue una mala pasada. Aunque ahí está el alma del juego, en perseguir el objeto que nos toca encontrar. Hay que decir también que el tablero se puede ir modulando a nuestro antojo, de manera que cada partida sea completamente diferente a la anterior. Puedes cambiar las piezas de sitio, como si de un puzzle se tratara para evitar que algunos participantes tengan ventajas. A partir de los 4 años podrán empezar a jugar los más peques de la casa.

El Lince

¿Cómo se juego al Lince?

Ya lo acabamos de dejar caer y es que, el juego del Lince es algo muy sencillo de jugar, aunque no tanto de ganar. Se saca una carta. En ella aparecerá un objeto y ese será el que tienes que buscar en el tablero compuesto por gran cantidad de cartas, colores y dibujos. Es ahí donde la concentración tiene que agudizarse más que nunca, así como la rapidez visual. Todo ello se une para poder conseguir dar con la misma silueta que tienes en tu carta, pero no solo encontrarla sino el ser más rápido que los demás jugadores. Seguro que tus peques estarán más atentos que tú.

Las ventajas de un juego de mesa como este

Aunque a priori hablamos de un juego de mesa, de cartas o fichas a todo color en donde tenemos que buscar la carta repetida, se trata de mucho más que eso. Porque cuenta con una serie de ventajas que debes conocer.

Aprenderán más vocabulario

Las cartas y el tablero están formados por dibujos a todo color de objetos básicos y conocidos por todos. Pero cuando jugamos con niños pequeños, es una opción perfecta para que vayan aprendiendo más vocabulario. No solo la palabra de cada objeto como tal sino para qué sirve, si se suele usar cada día, dónde se guarda y muchas otras preguntas que podemos incluir con la finalidad del aprendizaje.

Se ponen a prueba los reflejos

La rapidez es también otra de las grandes protagonistas en un juego como este. Porque en una partida podrán jugar entre dos y seis jugadores, lo que hace que la competencia pueda ser bastante importante. Así que, una vez que sepan qué artículo deben encontrar, hay que ser rápidos. Agilidad visual pero también mental es la que tiene que darse en un juego como este.

Trabaja la atención

A veces pensamos que nuestros peques no nos prestan la atención que nos gustaría. Pues bien, en un juego como este sí lo harán, porque tienen que concentrarse en él. Así que, es una idea perfecta para poder trabajar la atención en los más pequeños de la casa. De modo que lo puedes usar en tu día a día y no solo como juego familiar. Incluso puedes hacer que busque las parejas, que aprenda a decir el artículo en otros idiomas, que busque los que son alimentos, etc.

Tal y como vemos, es uno de esos juegos que se pueden ir amoldando a lo que necesitamos porque es de lo más educativo. Tal y como vemos, además de la diversión también se llevarán una buena dosis extra de imaginación.

Versiones de juegos de mesa

Diferentes versiones del juego el Lince

Siempre puedes elegir la versión que más se adapte a tus necesidades. Por ejemplo, ‘Lince Go!’ es a partir de los 4 años, mientras que el ‘Lince Familiar’ está entre los 6 y los 99 años de edad. Tal como indica su nombre, es perfecto para los juegos con toda la familia reunida alrededor del tablero. Si tienes un peque de más de 24 meses puedes optar por ‘Mi Primer Lince’ para que comience de distinguir pequeños objetos. Si te gusta llevar los juegos de un lado a otro para que tus hijos se entretengan, entonces ‘Mi Lince Viajero’ tiene un formato más compacto. También podrás elegir entre el juego de 70 imágenes hasta más de 400 y sin olvidarnos del ‘Lince Disney’ con tus personajes favoritos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.