Llega el verano, vamos a disfrutar del sol con seguridad.

proteccion solar

 

Todos sabemos la sensación de salud, de sosiego y bienestar que nos provoca la exposición moderada al sol. Ahora que los días son mas largos y soleados y  ha mejorado el tiempo a todos nos apetece pasear al aire libre y dejar las chaquetas y pantalones largos en el armario.

 Propiedades del sol

El sol es una magnífica fuente de energía. La luz solar provoca en nuestro cuerpo una serie de procesos fundamentales para nuestra vida: favorece la formación de vitamina D, (nuestra piel produce vitamina D al exponerse directamente a la luz solar, vitamina fundamental para la absorción del calcio, imprescindible para la normal formación de los huesos), refuerza y regula el sistema inmunológico, contribuye a la regulación del estado de ánimo, ayuda a conciliar el sueño, mejora las enfermedades reumáticas, favorece el aumento en la producción de determinadas hormonas… Y es bien conocido el poder antiinflamatorio del sol para algunas enfermedades cutáneas, como la psoriasis, eczemas, acné El sol tiene además un efecto antidepresivo y una potente acción estimulante.

piel sana

Pero el sol tiene riesgos

En nuestro país tenemos la suerte de tener un elevado número de horas solares, lo que nos hace ser afortunados por poder disfrutar de todos sus beneficios, pero no podemos olvidar que también el sol tiene riesgos, el fundamental es el cáncer de piel (su aparición guarda una gran relación con la exposición solar), el mas peligroso el melanoma, cuya incidencia se considera alta en nuestro país, con un ascenso muy importante, especialmente desde los años 90, diagnosticándose unos 3600 nuevos casos al año.

Este aumento parece estar en relación con la disminución de la capa de Ozono, que permite un mayor paso de las radiaciones ultravioletas. Hace 20 años, una persona en la playa necesitaba 6-8 horas de exposición para sufrir quemaduras, pero actualmente lo hace sólo con 1-2 horas.

¿Como conseguimos el equilibrio entre la necesidad del sol y la necesidad de proteger la piel de sus efectos negativos?

La piel es el órgano mas grande de nuestro organismo y uno de los mas importantes. Tiene multitud de funciones,  controla nuestra temperatura, nuestra hidratación, interviene en el metabolismo y tiene propiedades defensivas inmunológicas. Y no menos importante, actúa como intermediario con el medio que nos rodea, es nuestra primera barrera de protección, la que nos defiende de múltiples agresiones externas. Por ello que la piel esté en buen estado es fundamental para nuestro bienestar.

Una piel sana es capaz de defenderse de las agresiones externas, cuando la piel recibe sol se produce melanina como defensa natural, (en las pieles claras se produce en menor cantidad y de forma irregular), se producen radicales libres, cierto daño celular y disminuye la capacidad de defenderse de la piel. Si la exposición al sol es excesiva o/y sin protección finalmente se produce una agresión que la piel en sí misma no puede reparar y que termina en quemadura.

Pero una quemadura solar no es solo una lesión molesta que termina por curarse, nuestra piel tiene “memoria”, esto supone que la dosis de sol que tomamos se acumula, es decir las agresiones que sufre nuestra piel no son pasajeras, cuando se curan dejan una huella permanente en nuestra piel y otra nueva agresión suma su efecto con la anterior.

Para mantener nuestra piel sana, lo primero es mantener una correcta nutrición e hidratación. También es importante utilizar cremas hidratantes que impidan que la piel se seque y pierda su firmeza y cuando nos exponemos al sol es fundamental utilizar cremas con factor de protección solar.

Todos los expertos consideran que la protección solar se debe individualizar, es decir, hay que valorar el tipo y color de piel, color de ojos y pelo antes de recomendar un protector y todos los expertos parecen estar de acuerdo en no recomendar cremas con menos de 30 de factor de protección solar y en pieles claras la protección debe ser mayor.

 

Que deben ofrecer los protectores solares

Un protector solar es un producto que bloquea la radiación solar, disminuyendo la cantidad de rayos que penetran en nuestra piel.

Es importante que el protector solar sea de buena calidad, ¿Qué le debemos pedir?:

  • Que contenga filtros químicos, que bloquean las radiaciones UV.
  • Que contenga filtros físicos, que consigan reflejar la radiación.
  • Ser capaz de frenar los rayos UVA y UVB, debe dejarlo claro en su envase.
  • El factor de protección solar es conveniente que sea de 30 o mas. Este factor nos indica la capacidad de prevenir las quemaduras producidas por las radiaciones UVB. Ningún protector es capaz de protegernos del 100% de las radiaciones, así que los protectores “pantalla total” no existen.

Aplicar el protector correctamente; una asignatura pendiente

Es importante que tengamos en cuenta que el protector solar tarda 20 minutos en hacer efecto, así que es importante que lo apliquemos antes de exponernos al sol. Por otra parte su efecto dura sólo dos horas, es decir de nada sirve aplicar la crema y no renovarla en todo el día, cada dos horas debemos volver a aplicar el protector, pero también si salimos del agua o sudamos mucho, porque el agua puede arrastrar la crema y dejarnos sin protección.

Debemos aplicar una cantidad adecuada de crema, aplicar menos cantidad de la necesaria disminuye su capacidad de protección.

Es importante escoger el protector mas adecuado a nuestra piel, déjate asesorar por un especialista.

en la playa

Tomar el sol si, pero con garantías

Para disfrutar de todos los beneficios del sol y evitar sus riesgos es importante tener una serie de precauciones.

  • Procura no tomar el sol en las horas de mayor intensidad del sol (entre las 12 y las 16 horas).
  • Usa fotoprotección elevada, mayor de 30. Te pondrás morena sin quemarte.
  • Aplica fotoprotectores adecuados y hazlo de forma correcta.
  • Usar ropa que proteja del sol como camiseta, gorras, sombreros y gafas de sol homologadas
  • Procura no utilizar cabinas de bronceado
  • Aunque utilices fotoprotección adecuada y la forma de aplicarla sea la correcta no abuses de las horas de exposición al sol, busca la sombra de vez en cuando.
  • Es importante que los niños menores de un año no tomen el sol, su piel es muy sensible, se queman con facilidad y estas quemaduras, además de ser muy graves, ya hemos visto que dejan una huella en su piel.

 

Como conseguir vitamina D sin riesgo

Para conseguir sintetizar vitamina D a través de la acción del sol sobre la piel deberíamos tomar el sol sin protector a diario, pero ya sabemos que la exposición al sol sin protección supone un gran riesgo para la aparición del cáncer de piel. ¿Qué hacemos entonces? Gran dilema, la comunidad científica no ha llegado a un consenso al respecto. Hay autores que recomiendan tomar el sol por tiempos cortos y en las horas de baja intensidad sin protector, sin embargo otros autores no quieren ni oír hablar de tomar el sol sin protector.

Podemos obtener vitamina D por tres vías:

  • Alimentación: difícil conseguir la cantidad adecuada. Ya se enriquecen algunos alimentos con vitamina D, como la leche, la mantequilla…
  • Sol: Los defensores de esta forma de conseguir la cantidad adecuada de vitamina D dicen que es suficiente con 20/30 minutos de exposición al sol 3 veces a la semana, pero claro, sin protector solar, con solo un factor 8 de protección solar se bloquea la síntesis de vitamina D y debería ser en las horas de mayor intensidad del sol.
  • Suplementos vitamínicos: Muy utilizado, sobre todo en niños y cada día en mas adultos.

En resumen; disfrutar el sol con seguridad, precaución y con buena protección solar, aunque sus beneficios son muchos sus riesgos también.

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *