Lo que hay que saber sobre la dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una de las afecciones más comunes entre los niños, sobretodo a los bebés, que se caracteriza por una hipersensibilidad, sequedad excesiva e irritación en la piel, terminando con manchas rojizas y ligera descamación.

Las principales causas son herencia familiar y agentes externos contraproducentes, que hacen empeorar los síntomas, como las prendas de lana o los cambios bruscos de temperatura.

En el bebé, esta afección aparece sobre las zonas redondeadas, como rodillas, frente o mentón. En los niños, en la zona interior de los codos, detrás de las rodillas, los pies, manos, torso y cuello. En los adultos, sobretodo en la cara, codos y manos.

Esta afección no es contagiosa, por lo que se puede continuar con su vida normalmente, aunque se debe tener cuidado con la exposición a una fuente de calor o a la transpiración excesiva. También hay que tener cuidado con la exposición solar, ir a la pileta o meterse al mar, ya que esto puede irritar aún más la piel.

Para cuidar la piel, hay que aplicar una crema hidratante por todo el cuerpo y, en caso de estar al sol, aplicar cremas de alta protección solar.

Existen ciertos alimentos que pueden desencadenar reacciones de sensibilidad en los niños, como la leche de vaca, los huevos, los cacahuetes, las gambas o el sésamo. Aunque siempre es preferible consultar con el dermatólogo antes de recortar la dieta de los niños.


Categorías

Cuidados

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   loli dijo

    alguien me puede decir algo de un niño superdotado?
    mi hijo tiene 9 años y muchos problemas en el cole……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *