Lo que nadie te cuenta sobre el embarazo (Primera parte)

Embarazada

El embarazo está lleno de curiosidades, no solo es felicidad por la futura llegada del bebé o a veces cansancio por las molestias que se tienen, sino que ocurren muchísimos más cambios tanto física como mentalmente, y eso nadie te lo cuenta…

Los gustos alimenticios

Cambian completamente, aquello que antes te gustaba ahora no te gusta y al contrario. Desde los primeros meses de embarazo tuve que redescubrir qué me gustaba y qué no, porque lo mismo tenía para comer algo que antes me encantaba y de repente al probarlo me daba asco. Pensé que esto solo duraría los tres primeros meses por el tema de las náuseas, pero no, mis gustos han cambiado y aún hoy, a mis nueve meses de embarazo, siguen siendo diferentes a como eran antes de quedar embarazada.

La tolerancia a las molestias

Si sin estar embarazada me dolía el estómago, me sentía muy cansada o vomitaba, seguro que pasaba el día quejándome de lo mal que estoy y pidiendo mimos a todas horas. Ahora durante el embarazo es diferente:

  • He vomitado: No pasa nada, es del embarazo, me limpio los dientes y en un rato vuelvo a comer.
  • Tengo acidez: Me molesta pero no pasa nada, ahora me tomo un vaso de leche y me voy a dormir.
  • Estoy agotadísima: Es normal, llevo mucho peso con la gran barriga que tengo. Termino lo que estoy haciendo y ya descansaré luego.

Y así con todo. De repente todo es normal, todo puede esperar y puedes soportarlo mucho mejor. Además algunas de esas molestias hasta te hacen feliz en ciertos momentos.

La agilidad física

Se entiende que con una barriga inmensa y los clásicos dolores de espalda, evidentemente no nos vamos a mover con la misma agilidad que antes pero, ¿Qué me decís de eso de no poner agacharte a coger nada que esté en el suelo?. Si algo está más abajo que mis tobillos ya me puedo ir olvidando de agacharme, y si lo hago tengo por seguro que la posición que voy a tomar va a ser la misma que la de una rana y que al levantarme me tendré que agarrar a lo primero que pille para impulsarme. Horrible.

Y como esto muchas cosas más que ya os contaré en la próxima para que estéis bien informadas de todo aquello que no nos cuentan ¡Nos vemos!.

Más información: Soluciones a la acidez (ardor, agruras) del embarazo

Foto: Educación


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *