Los 7 temores más frecuentes de un niño

nino con miedo

Los niños pequeños pueden tener muchos miedos y para los padres puede ser complicado el darles la seguridad que necesitan. Existen temores más comunes y repetidos en los niños, por eso siempre será buena idea tener estrategias para ayudar a los niños a través de sus miedos e inseguridades. No te pierdas algunos consejos para que los niños sean capaces de gestionar sus miedos.

Miedo a la oscuridad

Cuando un niño o niña tiene miedo a la oscuridad, se sentirá desprotegido cuando no haya luz. Para poder ayudar a tu hijo/a con miedo a la oscuridad, es necesario saber que es un miedo a lo desconocido. Para combatirlo, se debe enseñar a los niños a encender las luces de casa y a añadir una pequeña luz en su dormitorio. Permitir a los hijos que controlen la cantidad de luz cuando se van a dormir y poco a poco se irá disminuyendo con el tiempo Ayuda a tu hijo a entender la oscuridad, para ello podéis pasear una noche juntos y hablar sobre todas las cosas interesantes que existen cuando está la oscuridad.

A los monstruos

Si tu hijo/a tiene miedo a los monstruos es porque teme que podrían haber cosas debajo de su cama que en algún momento inesperado le harán daño. Para ayudar a tu hijo/a a combatir el miedo debes saber que no sirve de nada decirle que no existen, porque su miedo es real. Los niños pequeños tienen una imaginación muy vivida y piensan que los monstruos están en rincones oscuros, sombras, nubes… Es importante tomar en serio las preocupaciones y ayudar a tu hijo a evitar las visitas del monstruo.

nino con miedo

Después de que hayas registrado debajo de su cama, en el armario y en todos los rincones donde pudiera haber un monstruo, puedes llenar una botella con pulverizador con agua y asegurar a tu hijo que los monstruos no podrán hacerle daño una vez que haya rociado su habitación con el agua.

Al tiempo (el clima)

Los niños cuando tienen miedo al tiempo (al clima), necesitan que sus padres les protejan. Para ayudarle a tu hijo/a a superar este miedo al tiempo, una buena idea es jugar al aire libre cuando las condiciones meteorológicas no sean perfectas. Así tu hijo podrá sentir lo que sucede cuando hace viento o lluvia (pero siempre protegiéndolo con la ropa adecuada).

En casa, podéis tener un mapa del tiempo para que tu hijo sepa el tiempo que va a hacer durante el día, y así se preparará para los cambios en el clima. Si por ejemplo, vives en una zona climática donde hay tornados, huracanes u otras condiciones, puedes crear un plan de control para saber qué hacer en cada situación.

A las pesadillas

Si un niño tiene miedo a tener pesadillas le dará miedo también dormir solo. Para ayudar a un niño o niña que tiene miedo a las pesadillas deberás estar a su lado. Los malos sueños y las pesadillas hacen que los niños no sean capaces de diferenciar la realidad de lo que no lo es. Los niños pequeños les cuesta verbalizar qué es lo que les ocurre.

nino con miedo

Una pesadilla puede incluir el despertarse frecuentemente, gritar o llorar… o contar cosas incoherentes sobre las cosas que vieron o pueden decir también que tienen miedo de volver a dormir. Consuela a tu hijo después de una pesadilla con su manta o con un peluche favorito, pero si ves que se repiten demasiado o que son muy intensas, acude a tu médico porque podría estar experimentando terrores nocturnos.

Miedo a los extraños

Si tu hijo/a tiene miedo a los extraños es porque no sabe quién pueden ser las personas o cómo son y por eso prefieren quedarse cerca de sus padres. El temor a los extraños es un temor saludable, porque es protector… es un instinto de supervivencia. Los niños no deben acercarse a las personas que no conocen. El inconveniente aumenta cuando el hijo teme a los amigos o familiares que no ven regularmente.

Es necesario dar a los hijos un tiempo para conocer a las personas antes de que empiecen a interactuar con ellos. Estar al lado de los niños mientras interactúa con gente nueva es buena opción, además de modelar la conducta para que aprendan a cómo relacionarse con los demás.

Si sabes que tu hijo es tímido, puedes advertir a los amigos y parientes para que sepan que igual le toma algún tiempo al pequeño para acercarse a ellos. Puedes decirles temas que puedan interesar a tu hijo para que puedan entablar un tema de conversación cercana.

A separare de mamá o de papá

A veces los niños pueden sentir miedo de separarse de mamá o de papá, porque piensa que quizá no volverán nunca más. Para que los niños puedan superar este miedo y que no se convierta en ansiedad, es necesario que sus padres aprendan a tener una despedida saludable siempre que se vayan a separar de sus hijos. Si tienes que dejar a tu hijo al cuidado de un familiar, despídete de forma breve y dile todo lo que le quieres.

Asegúrate de decirle adiós. Una rutina de despedida puede ser el decirle que mamá siempre vuelve. Una vez que te marches no vuelvas a no ser que sea para quedarte porque podrías interferir en la transición de tu hijo.

nino con miedo

Miedo a estar solo

Si tu hijo tiene miedo a estar solo es porque se siente seguro cuando estás con él en su dormitorio y no le gusta perderte de vista. Para ayudarle puedes crear un juego, por ejemplo hacerlo de forma progresiva. Puedes sentarte lejos de tu hijo cuando estés en una estancia y a continuación salir a otra habitación donde te escuche aunque no te vea, esto lo puedes hacer hasta que puedas estar en otra habitación sin que sienta ansiedad. Prueba con períodos cortos de tiempo (30 segundos) hasta que veas que tu pequeño/a se siente cómodo. Pero recuerda, nunca es seguro dejar a un niño completamente solo durante períodos de tiempo aunque sean cortos, por lo que lo más seguro es utilizar un comunicador de bebés con pantalla para ver que está bien mientras estás en otra habitación.


Categorías

Desarrollo

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Escribe un comentario