Los antibióticos en la infancia pueden provocar problemas de salud en la edad adulta

Los antibióticos en la infancia pueden provocar problemas de salud en la edad adulta

Mucho se habla sobre el uso -más bien abuso- de antibióticos, y de que no conviene abusar de ellos, especialmente en la infancia. La preocupación por el aumento del uso de estos medicamentos va más allá del hecho -importante- de que las bacterias se hagan resistentes, haciendo que los antibióticos pierdan eficacia.

En el caso de los niños, el uso excesivo de antibióticos puede producir alteraciones en los microbios intestinales -disbiosis-, lo cual está vinculado a ciertas enfermedades en la vida adulta. Eso dice un grupo de investigadores que ha revisado los diferentes informes y estudio sobre antibióticos administrados a los recién nacidos, el desequilibrio en los microbios intestinales y enfermedades de adultos. 

La evidencia de los posibles daños en la salud emocional y física causada la disbiosis (desequilibrios en los microbios intestinales). De hecho, la disbiosis se ha relacionado con enfermedades infecciosas, alergias y otros trastornos autoinmunes, e incluso la obesidad, en la edad adulta.

En el estudio, publicado en la revista Cell Host & Microbe, los investigadores, pertenecientes a Universidad de Minnesota en Minneapolis, destacan la compleja naturaleza de la conexión entre cómo los microbios en el intestino infantil reaccionan a los antibióticos y el desarrollo de la enfermedad en el futuro.

El autor principal del estudio, Dan Caballeros, profesor asistente especializado en biología computacional en la Universidad de Minnesota, dice que “las enfermedades relacionadas con el metabolismo y el sistema inmunológico están aumentando drásticamente, y en muchos casos no sabemos por qué.”

En el caso de alergias, los investigadores encontraron que el uso de antibióticos puede destruir comunidades de bacterias intestinales que ayudan a las células inmunes a madurar. Incluso si estas colonias regresan, el sistema inmunológico se mantiene deteriorado.

En relación con la obesidad, se encontró que los desequilibrios inducidos por antibióticos en la microbiota intestinal condujeron a aumento de los niveles de ácidos grasos de cadena corta que afectan al metabolismo.

El equipo también demostró cómo se puede predecir la edad de un bebé a los 1,3 meses por la maduración de su flora intestinal. Este descubrimiento podría conducir a una prueba y tratamientos para los niños cuyos microbiomas están desarrollados debido al uso de antibióticos, o por otras razones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *