Los bebés experimentan el dolor como los adultos, según un estudio

Los bebés experimentan el dolor como los adultos, según un estudio

¿Cómo experimentan el dolor los bebés? ¿Te lo habías preguntado alguna vez? Para los adultos el dolor es un concepto que muchas veces sobrepasa lo físico, y el “aguantar” el dolor se convierte en algo más importante que el dolor en sí mismo. Esto, muchas veces, nos hace infravalorar el dolor de los demás. La verdad es que nunca me había planteado cómo un bebé vive el dolor, si le duele más o menos, si el afecta más o menos.

Pero ya sabes cómo son los científicos, que tienen que investigarlo y comprobarlo todo. Lo cierto es que esta investigación es muy interesante, y por eso quería comentarla hoy aquí. Una de las novedades que aporta a la ciencia es que es la primera vez que se ha estudiado algo así sometiendo a los bebés a resonancia magnética. Pero no sufras por pensar cómo han conseguido averiguar cómo les impacta el dolor, porque no se han enterado. Entonces, ¿cómo saben que la reacción es la misma? Te lo cuento a continuación.

Con la ayuda de una resonancia magnética, los investigadores de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, demostraron que muchas de las mismas regiones del cerebro que se activan en los adultos en respuesta al dolor también se activan en los cerebros de los bebés.

Sus resultados también indican que los niños son más sensibles al dolor que los adultos, lo que sugiere que los procedimientos de alivio del dolor para los bebés necesitan ser revisados.

Los investigadores examinaron los cerebros de 10 niños sanos de 1-6 días de edad y 10 de adultos sanos de 23 a 36 años. Los bebés fueron colocados dentro de un escáner de resonancia magnética con las plantas de sus pies hacia una barra especial de retracción. La sensación fue descrita por los adultos como si les pincharan con la punta de un lápiz.

A lo bebés les aplicaban la barra sobre los pies cuando se dormían a una intensidad lo suficientemente leve como para no despertarlos.

Los investigadores observaron una actividad cerebral significativa en 18 de las 20 regiones del cerebro que están activas en los adultos cuando se experimenta dolor. Los cerebros de los bebés respondieron de la misma manera a un estímulo que adultos, solo que para esto la fuerza aplicada fue cuatro veces mayor.

Los investigadores dicen que sus hallazgos contrastan con lo que se creían antes sobre el dolor infantil. De hecho, recuerdan algunas personas han argumentado que los cerebros de los bebés  no están suficientemente desarrollados como para sentir el dolor, que su reacción es un reflejo. Así, este estudio proporciona la primera evidencia de que este no es así.


Categorías

Salud, Varios

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *