Los bebés poseen capacidad de percibir los rostros antes de lo que se pensaba

Los bebés poseen capacidad de percibir los rostros antes de lo que se pensaba

La capacidad única de los seres humanos para percibir y reconocer caras -que tiene lugar en el hemisferio derecho del cerebro- se produce mucho más temprano de lo que los científicos pensaban, de acuerdo con un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Lovaina en Francia. No te asustes con la foto de arriba. Y sé que es horrible, pero forma parte del experimento.

Según Bruno Rossion, co-autor del estudio, del mismo modo que el lenguaje se deteriora tras daños en el hemisferio izquierdo del cerebro, una lesión en el hemisferio derecho puede perjudicar nuestra capacidad de distinguir caras, por lo que es fundamental para entender cómo se desarrolla. Es por eso que este equipo de científicos se interesó ​​en identificar en qué momento se desarrolla esta capacidad de reconocimiento facial.

Anteriormente, los científicos habían pensado que la capacidad de percibir las caras, algo que nos diferencia de los primates no humanos, se desarrolla cuando los niños aprenden a leer, pero el estudio de Rossion y sus colegas , que ha sido publicado en la revista eLife, sugiere que esta capacidad ya está muy evolucionada en los bebés de tan solo 4 meses de edad.

Estudios previos habían informado que los bebés parecen tener una preferencia por imágenes de caras y que, en unos pocos meses de edad, los niños son más propensos a prestar atención a los rostros que otros patrones sin sentido. Sin embargo, no ha habido ninguna evidencia hasta ahora de que los niños poseen los sistemas neurales que confieren la capacidad de colocar caras en una categoría distinta de la suya propia.

“Los padres y los cuidadores ya son conscientes de lo rápido que se desarrollan los cerebros de los bebés, pero hasta ahora la recopilación de pruebas ha sido difícil debido a las limitaciones de los métodos empleados”, dice Rossion.

El equipo de Lovaina monitoreó la actividad cerebral de 15 bebés provistos de electrodos. En el experimento, a los bebés se les mostró una rápida sucesión de imágenes mientras permanecías sentados en el regazo de sus madres. La batería de imágenes consistía en 48 imágenes de rostros intercalados con 200 imágenes de animales, plantas y objetos hechos por el hombre. Cada imagen se muestra sólo durante 166 milisegundos y las imágenes de rostros variaban en perspectiva, color, iluminación y  fondo.

Los investigadores encontraron que cuando los bebés veían una imagen de un rostro, hubo un aumento  de la actividad en los hemisferios derecho de los cerebros de los bebés. Curiosamente, comparando los resultados de los bebés con los resultados del mismo estudio realizado en adultos, la diferencia en la actividad entre el derecho y el hemisferio izquierdo era aún más pronunciada en los bebés.

 

 


Categorías

Varios

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *