Los beneficios de la matronatación

Hoy vamos a hablar de los beneficios de la matronatación. ¿Que qué esconde esa extraña palabreja? Pues muy sencillo. Es la enseñanza de la natación a bebés y niños pequeños, -hasta unos dos años-. Aparentemente alguno puede pensar que no puede ser muy bueno llevar a un bebé a nadar, pero todo lo contrario: sus beneficios son más que evidentes.

Comen mejor, duermen mejor, están menos irritables, se socializan por primera vez con otros niños, se conectan por primera vez con el medio agua, y además  es superdivertido para niños y padres. Desde los 3-4 meses ya se puede llevar a un bebé a natación, y los beneficios son instantáneos. Pueden dormir horas después de una sesión, y además, el ejercicio les abre increíblemente el apetito. Es, por tanto, la actividad perfecta.

En mi caso, he empezado a llevar a mi bebé a los seis meses, y los efectos han sido paulatinos. Duerme algo mejor, -lo hacía fatal-, como muchísimo mejor, no está tan nervioso, aprende a relajarse, y además ha cogido un montón de fuerza, sobre todo en las piernas. Hasta que no empezó a nadar no hacía ni el intento de gatear, y ahora se tiene él solo de pie en la piscina. En resumen, los efectos sobre el niño son evidentes.

Y por supuesto, lo que no está pagado, la tranquilidad de que el bebé se pueda valer por si mismo en el agua de cara al verano, las piscinas, el mar… Está claro que con niños pequeños hay que estar con mil ojos y no se les puede dejar solos, pero, si ellos se manejan en el agua y saben mantenerse dentro del agua sin hundirse, mejor que mejor, ¿no creéis?

En cuanto a los precios, en España hay muchos  sitios donde llevar al bebé, pero por si os sirve de orientación, en el centro donde le estoy llevando a mi bebé, el precio es de 80 euros los tres primeros meses y después baja hasta 58. Son dos clases a la semana, de aproximadamente una hora, -dependiendo de la actividad en concreto que le toque ese día-. En definitiva, y volviendo al inicio de este artículo, que los beneficios de la natación para bebés son enormes, así que no dudes en llevar al tuyo en cuanto puedas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *