Los beneficios de la siesta para los niños

A todo el mundo le viene bien echar una cabezada a medio día, aunque no todo el mundo lo practica. Hacer la siesta tiene muchos beneficios para la salud. Pero si la siesta es beneficiosa para los mayores, más aún lo es para los niños pequeños. La actividad de los niños requiere de un descanso, una siesta que les ayude a afrontar los retos del resto del día.

Se recomienda que los niños duerman siesta hasta los 5 años. Aunque una vez que empiezan el colegio, esta rutina suele desaparecer por falta de tiempo. No obstante, es importante que los niños adquieran el hábito de hacer siesta cada día. En muchas ocasiones son los padres los que van eliminando esta costumbre, sobre todo cuando los niños no duermen bien por la noche.

A muchos niños ni siquiera les gusta dormir, hay padres que intentan que los niños hagan siesta pero resulta imposible. Esos niños son tan despiertos y tienen tantas cosas por descubrir, que el descanso es algo que automáticamente eliminan de la rutina. Pero el descanso a lo largo del día, es tan importante como el de la noche, a continuación enumeramos los beneficios de la siesta.

Beneficios de la siesta para los niños

  • El descanso mejora la memoria. Un estudio realizado en Estados Unidos, determina que los niños pueden recordar mejor todo lo aprendido a lo largo del día si duermen después de comer.
  • Ayuda a reducir la hiperactividad. Una siesta después de comer, ayuda a rebajar la ansiedad y la hiperactividad de los niños. A través de los estudios sobre el sueño, se ha descubierto que los niños que no descansan después de la comida, tienen mayor posibilidad de padecer ansiedad.
  • Mejor rendimiento. El descanso a la hora de la siesta, ayuda a que los niños recuperen la energía perdida a lo largo del día. La siesta, ayuda a que los niños tengan a pleno rendimiento, sus capacidades para las actividades de la tarde.
  • Un descanso para el cerebro. El cerebro está en funcionamiento todo el día, hacer un rato de siesta después de comer, favorece la creatividad y se estimula la imaginación.
  • Evita problemas escolares. Se han realizado estudios sobre el sueño de los niños, en ellos se ha observado que los pequeños que pierden horas de sueño a lo largo de la infancia, tiene mayor posibilidad de sufrir retraso en el desarrollo del lenguaje y peor rendimiento escolar.
  • Ayuda a calmar al niño. A medida que van pasando las horas, los niños se van volviendo más irritables y más inquietos. Una siesta después de comer, ayuda a que los niños se despierten más calmados. El descanso favorece además el buen humor y el niño estará más receptivo a los juegos.
  • Favorece la concentración. Los niños reciben información constantemente, todo lo que sucede a su alrededor es un aprendizaje para ellos. El descanso a mitad del día, les ayuda a recibir toda esa información con los sentidos alerta. Ese parón favorece su atención y su concentración, por lo que los niños podrán asimilar mejor todos los conceptos, fundamental para su aprendizaje.
  • El sueño ayuda al crecimiento: Las horas de sueño son fundamentales para el correcto funcionamiento de las funciones corporales. Los ritmos circadianos marcan el reloj de nuestro organismo, que durante el sueño libera la hormona del crecimiento.

Fomenta la siesta pero no la impongas por obligación

Aunque ya hemos visto que la siesta es muy beneficiosa, no es bueno obligar a los niños para que la hagan cada día. Procura crear una rutina de siesta a la misma hora después de las comidas. Nunca después de las 4 de la tarde, ya que podría descontrolar el descanso nocturno. Una buena siesta debe durar al menos 20 minutos, pero no sobrepasar las 2 horas. La mejor hora para hacer la siesta es después de comer, hacia las 2 de la tarde. Prepara un ambiente favorable al sueño, rebaja la claridad pero que la estancia no quede del todo a oscuras.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Desarrollo, Salud

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.