Los beneficios de viajar para los bebés

Portrait of baby on sunbed drinking water

Viajar puede ser estresante para muchas personas y sobre todo cuando son viajes largos ya que el patrón del sueño se desequilibra, nos sentimos desorientados y agotados. Incluso en ocasiones, los viajes más cortos pueden ser toda una pesadilla entre dilemas de maletas y disputas familiares. Así que no es extraño que las personas que tienen bebés quieran dejar por un tiempo el viajar.

Pero viajar puede ser una experiencia maravillosa para los niños pequeños, sobre todo en los tres primeros años, cuando los bebés establecen vías nerviosas y se fortalecen las bases de las habilidades y la capacidad para aprender más cosas. Los niños cuando viajan pueden ver los árboles por la ventana, la lluvia caer desde el cielo, escuchar las canciones de la radio, etc.

Con esto quiero decir que viajar es bueno para ellos, ya que les enseña el mundo que les rodea y además, tienen la oportunidad de desarrollar su capacidad cognitiva para diseccionar, analizar y responder a la información que reciben del entorno.

Además, los niños podrán descubrir diferentes paisajes, podrán escuchar sonidos y lenguas desconocidas si el viaje es  a otro país, y también podrán vivir unos días entre otras culturas. Los bebés y niños menores de tres años aprenderán (siendo o no conscientes de ello), que hay otros lugares en el mundo interesantes además de la zona conocida como su hogar o su población.

Por si fuera poco, viajar también fortalece los lazos familiares a medida que se organizan los viajes y se procura que sea un recorrido sin altercados y con seguridad para todos. Los niños que viajan de forma regular con sus padres se convertirán en buenos viajeros porque estarán familiarizados con el proceso. Aunque no recuerden haber estado en Francia, en su interior sí habrán interiorizado el proceso. Con todo esto presente, no merece la pena quedarse en casa por miedo a que las cosas no salgan bien, ¿no? ¡Porque puede salir un viaje fantástico! ¡Dejad el estrés en casa!


Categorías

Desarrollo

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Daniel dijo

    Aunque puede dar pereza y cuesta organizarse al principio, viajar es una de las actividades más fructíferas y emocionantes que hemos hecho con nuestros 3 hijos. Al principio escapadas y viajes cercanos para ir pillando rodaje, después a destinos más lejanos.
    Saludos

    1.    Macarena dijo

      Tienes razón Daniel, viajar con niños es una actividad fructífera, y como expresa el post, muy educativa para los niños. Además vas cogiendo práctica y la organización es más sencilla… tengo 2 hijos y hemos hecho viajes cortitos y largos, desde que eran bebés, en general lo han llevado muy bien.

      ¡Gracias por el comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *