Los cambios sexuales en las mujeres después de dar a luz

relaciones sexuales en la pareja

Después del embarazo tener el bebé es una de las cosas más especiales que le puede suceder a una mujer que desea ser madre. Es el momento más hermoso y emocionante que existen, entre lágrimas y dolor estarás abrazando al amor de tu vida, un amor que será para toda la vida. Además también puede ser un momento en el que puedes estar más cerca de tu pareja, sintiendo esa complicidad que sólo los padres pueden conocer cuando tienen a su bebé.  Pero la realidad es que puede haber más cambios en las mujeres después de dar a luz.

Algunas de esas formas de cambio y de lo que te quiero hablar hoy es cambios sexuales. Estos cambios quizá no te ocurran o quizá sí lo hagan. Sea como sea siempre es buena idea poder tener en cuenta los posibles cambios sexuales que puedes experimentar (o que estás experimentando) después de dar a luz para que puedas estar al corriente de que es normal y así tratarlos a tiempo para que no puedan contigo.

Empieza a haber menos sexo

Una forma de cambio sexual es que de repente empieza a haber menos sexo, y no me refiero a la cuarentena únicamente. Me refiero a que cuando el cuerpo de la mujer ya ha pasado la cuarentena siguen habiendo pocas oportunidades de encuentros sexuales. Tienes un bebé que necesita de tu tiempo y de tu atención constantemente y puede que estés muy ocupada cuidando a tu bebé. Es maravilloso que te encante ser mamá y que tu pareja cuide muy bien del bebé, pero no debéis permitir que afecte a vuestra vida sexual. Intentad encontrar el equilibrio, puedes hacerlo.

relaciones sexuales en la pareja

Estás cansada constantemente

También es posible que te sientas cansada constantemente, y es que aunque parece que no el cansancio es un obstáculo bastante difícil de saltar cuando se tiene a un bebé. Duermes poco, duermes mal y parece que te faltan pilas hasta para respirar. Pero debes tener en la cabeza una cosa muy importante: “es una temporada y va a pasar”. Apúntalo en un papel si es necesario… pero que no se te olvide. Puedes aprovechar alguna siesta de tu bebé durante el día para sentirte más íntima con tu pareja.

No te gustas demasiado

Es posible que hayas olvidado hasta dónde guardaste tu máscara de pestañas o tu corrector de ojeras porque ahora es que ni te lo pones si quiera. Parece que el tiempo ha desaparecido y que sólo existe el tiempo con el bebé. Bueno, debes dividir las realidades y no descuidarte porque tú también debes sentirte bonita. Quizá también te sientas algo acomplejada con tu cuerpo después de tener a tu bebé, ¿cómo lo harán las famosas de la televisión?

Lo primero que tienes que hacer es no compararte con las famosas de la televisión porque ellas utilizan medios fuera de nuestro alcance para volver a tener sus cuerpos 10, unos cuerpos que necesitan para poder seguir en la televisión (por culpa de la sociedad en la que vivimos que parece que la imagen es más importante que la maternidad, ¡pero no es así!). Si bien es cierto que tener un bebé cambia el cuerpo, no debes permitir que eso repercuta en tu vida sexual con tu pareja. 

relaciones sexuales en la pareja

No pienses que tu pareja te ve fea o más gorda, porque tu pareja te ve (y debe verte) como lo maravillosa que eres y como la gran mujer que ha sido capaz de traer su hijo al mundo. Incluso es posible que también le encante los cambios que hay en ti. Quiérete tú primero y recuerda que los cambios en tu cuerpo son para que tu dulce bebé forme parte de tu vida desde el momento que nació y para siempre.

No tienes ganas de sexo

Es posible que no tengas ganas de sexo, algo que puede tener diversos motivos. Es posible que no quieras tener sexo por razones físicas (te duelen aún los puntos o no te encuentras del todo bien), o quizá sean mentales o emocionales (como estar pasando la conocida depresión post-parto). Pero independientemente de la causa que lo genere es necesario que no te frustres y que si el problema persiste por más de dos semanas que hables con tu médico. Debes saber que esto puede ser algo temporal y que poco a poco volverá todo a la normalidad. Pero no lo dejes ni te acostumbres. Busca momentos a solas con tu pareja, haceros masajes, buscar intimidad y cariño aunque sean sin relaciones sexuales, así poco a poco podrás empezar a sentir esa llama interna ¡y avivarla!

Te dan miedo las relaciones sexuales

Es posible que sientas algo de miedo por retomar las relaciones sexuales por si te duele y no pasa absolutamente nada. Debes ser paciente no te fuerces si no te sientes preparada. Si crees que te duele más tiempo de lo normal o que algo marcha diferente a cómo crees que deberías, no te preocupes y acude a tu médico o ginecólogo para que te asesore y que te explore para ver que todo está dentro de lo normal.

relaciones sexuales en la pareja

Puede que te cueste lubricar de nuevo

La falta de lubricación después del parto puede ser un gran problema para las mujeres que quieren retomar sus relaciones sexuales. Esto puede ocurrir porque tus hormonas siguen cambiando y volviendo a su estado, pero no dejes que esto te detenga. Si te sientes lista para tener relaciones sexuales utiliza lubricante para ayudar a que sea más fácil ese momento íntimo con tu pareja. No te sientas mal por usar lubricantes porque si existen es para que las mujeres que lo necesitan lo utilicen sin pudor alguno. ¡Tu vida sexual es muy importante y debes cuidarla!

Recuerda que si no te sientes preparada para el sexo no tienes que sentirte culpable. Para poder disfrutar de las relaciones sexuales plenamente debes estarlo y tu pareja seguro que lo entenderá, pero no os neguéis momentos de intimidad donde os abrazos, las caricias y los besos estén presentes. No pierdas esa complicidad sexual e íntima con tu pareja. ¡No dejes que la llama se apague!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *