Los CDC recomiendan a las embarazadas posponer viajes a zonas afectadas por virus Zika

Ziga Virus

Si seguís las noticias internacionales, y en especial aquellas que están relacionadas con la salud, sabréis que desde hace unos pocos meses, está aumentando en Brasil el número de bebés que nacen con microcefalia; inicialmente se sospechaba que la causa podría ser el virus Zika (transmitido por el mosquito que ocasiona también el dengue y el chikunguña), y a finales de noviembre de 2015, el gobierno brasileño confirmó dicha relación.

Según hemos leído, este virus se consideraba más benigno que el dengue, aunque presentaba algunos síntomas en común, como fiebre, manchas en la piel y dolor muscular; pero la Organización Panamericana de la Salud ha pedido recientemente a todos los países sudamericanos, que realicen esfuerzos de cara a eliminar criaderos del mosquito causante. Antes de año 2015, solo se había identificado la presencia del insecto en las islas del Pacífico, el sudeste asiático y algunos países africanos, pero no tardaron en aparecer casos en Brasil y Puerto Rico.

La transmisión a los bebés es congénita, aunque también puede ocurrir durante el parto; las investigaciones sobre el problema avanzan, pero aún no se conoce la frecuencia con la que el Zika se transmite en la gestación o al nacer. Como he dicho, origina microcefalia en los bebés, lo cual significa que el cráneo es de menor tamaño al que sería considerado normal, en concreto se considera que con un perímetro inferior a 33 centímetros se puede diagnosticar microcefalia, ya que – según la semana de gestación en la que se produzca el nacimiento – las cabecitas de los bebés suelen medir entre 34 y 37 cm.

Evidencias de países con incidencia de Zika

Embarazo y Zika.

Los Centros de Control de Enfermedades en Estados Unidos, han emitido una alerta de nivel 2 para viajeros que vayan a desplazarse a Centroamérica o Sudamérica: consideran que el riesgo de transmisión existe en Brasil, Colombia, El Salvador, Guayana, Guatemala, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, Surinam y Venezuela.

No existe ninguna vacuna que pueda prevenir la infección, ni medicamentos para tratarla, por lo que se han establecido precauciones especiales para las mujeres embarazadas, o las que planean concebir. Se recomienda posponer el viaje a las zonas indicadas, o, como mínimo, hablar con el médico o profesional de la salud. Si se va a viajar, se tendrán en cuenta medidas de prevención como los repelentes de insectos (que según los CDC son seguros y eficaces).

Zika y microcefalia.

El momento actual es de cierta confusión, y aún así no dudo de la preocupación de las autoridades sanitarias correspondientes. Se sabe que conforme los niños crezcan, su cerebro tendrá limitaciones, y es muy complicado tratar ahora el tema con las familias. También se pueden ver implicadas la capacidad motriz y psicológica, además de ocasionar problemas de visión, sordera, convulsiones, dificultades en el aprendizaje, e incluso la muerte.

Infección por Zika.

Aproximadamente una de cada cinco personas infectadas, se pondrá enferma, aunque puede ser que las manifestaciones sean leves y pasen desapercibidas. Algunos síntomas más comunes (que empiezan de 2 a 7 días después de recibir la picadura), son conjuntivitis, dolor en las articulaciones, sarpullido o fiebre

Me queda recordaros que os informéis en la página del CDC si tenéis planeado un viaje a Centroamérica o Sudamérica, y – sobre todo – que consultéis con vuestro médico, porque en estos casos la información puede ser confusa (por ejemplo en algunas noticias se indica que el Ministerio de Salud brasileño ubica la situación de riesgo durante el primer trimestre de embarazo, pero el CDC recomienda precaución a mujeres en cualquier trimestre del embarazo).

Más información — Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos


Categorías

Salud

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *