Los cortes de pelo en los niños

Cuando un bebé nace, su pelo, todavía es muy débil, se va cayendo, es una especie como de pelusilla que todavía no tiene la suficiente fuerza de una buena melena, pero cuando ya pasa el año, ese pelo, ya está lo suficientemente fuerte como para comenzar a realizarle algún que otro corte de pelo más chic. Los papás, se sienten felices, pero… ¿el niño también? Mientras el bebé, ha sido muy pequeño, se le ha podido ir dominando en sus pequeños cortes de pelo, pero a partir de cierta edad, ya tienen personalidad propia y capacidad de decisión, es más independiente, tiene miedos… podremos darnos cuenta que los niños, en sus primeras experiencias de peluquería, no es nada raro verlos llorar.

Los peluqueros que se especializan en niños, son rápidos para ejercer el corte de pelo en poco tiempo, han de estar atentos a los movimientos del niño y están preparados para tratar con ellos, suelen ganarse su confianza para convencerlos y ofrecerles entretenimiento.

Hay peluquerías que son una monada para estos pequeños clientes, poseen sus lavacabezas especiales, sillas especiales, decorados llamativos… los sillones, suelen ser en forma de juguetes, por ejemplo, coches para que jueguen mientras el peluquero trabaja con ellos. Otras ofrecen videos de entretenimiento y hasta videojuegos para los más mayorcitos. Una buena forma de distracción.

Si por el contrario, lo llevas a la peluquería en donde sueles ir tú habitualmente, procura que no esté demasiado tiempo esperando, ya que si no se aburrirá y será imposible darle ese buen corte de pelo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *