Los cuidados de la piel del bebé

La piel del bebé es muy delicada y posee características diferentes a las de las pieles de las demás personas. Por este motivo, se recomienda prestar especial atención a los cuidados que la misma requiere. Es importante antes de comenzar a explayarnos, dar a conocer que la piel del bebé y de los niños pequeños, menores a 3 años, requiere de atención especial incluso en meses de frío.

Entre las principales precauciones que la piel del bebé necesita, se ubica la protección contra los rayos solares, el viento potente y la resequedad. Por ello, se sugieren utilizar métodos de barrera que bloqueen los agentes externos, que pueden generar estos problemas.

Además, es importante saber que muchos niños pequeños pueden presentar al igual que los mayores, problemas internos que generen estos desequilibrios en la piel. Por ello, se sugiere realizar exámenes periódicos para descartar cualquier predisposición a las alergias u otras afecciones cutáneas.

No obstante, una protección de barrera, disminuirá significativamente el impacto de dichas alteraciones en la piel del bebé. Entre las barreras más frecuentes, se hallan en primer lugar la indumentaria. La misma deberá ser preferentemente de algodón y que contemple la totalidad de la piel.

También se sugieren el uso de emulsiones y cremas para bebés, siempre y cuando las mismas sean sugeridas por el médico del niño. Los jabones neutros, son los más convenientes para el baño del bebé, ya que no generan grandes alteraciones en el órgano cutáneo del niño.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *