Los errores más comunes al acostar al bebé para la siesta

Errores al acostar al bebé a la siesta

La siesta es muy importante para los bebés y los niños pequeños, porque les ayuda a recuperar fuerzas para continuar con las rutinas del día a día. Sin embargo, es muy habitual cometer algunos errores que dificultan que los niños puedan dormir ese rato durante el día, que tan bien les sienta. Esto, al final provoca trastornos en casa, porque el bebé al no descansar está más irritable y los padres más agotados de lo normal.

Porque aunque se trata de algo beneficioso para los niños, hay que reconocer que ese rato de siesta supone un rato de paz para los padres. Y eso, a veces provoca que se cometan errores como pretender que se duerman rápidamente o sin tener en cuenta algunas rutinas que favorecen el sueño. A continuación veremos cuáles son esos errores a la hora de acostar al bebé a la siesta y qué puedes hacer para solventarlos.

Errores al acostar al bebé para la siesta

Cómo hacer que mi hijo duerma siesta

Cada día es más difícil que los bebés y los niños pequeños duerman siesta y es porque existen demasiados estímulos que lo impiden. Además de los ritmos frenéticos que se llevan hoy en día en la mayoría de las casas. Por ello, cuando llega la hora de la ansiada siesta, cuesta más que los bebés cojan rápido el sueño y que tengan un descanso reparador. Entre los errores más comunes se encuentran los siguientes.

No seguir una rutina

Los horarios son fundamentales, tanto para la vida de los pequeños como para la de los adultos. Tener un horario establecido permite que el propio organismo se regule y eso ayuda a que a la hora de dormir, el cuerpo lance la señal de sueño. Por ello, es esencial ayudar al bebé a coger un horario para dormir la siesta. De forma que, cada día su propio cuerpo le avisará de que tiene que descansar y le costará mucho menos coger el sueño.

Demasiados estímulos

También es muy importante crear un ambiente apropiado para el sueño del bebé. Aunque está bien que pueda dormirse en cualquier espacio, por si un día estáis fuera de casa, es esencial que en el día a día el bebé y los niños pequeños duerman en su cuarto, sin estímulos visuales o sonoros. De esta forma su sueño será más profundo y reparador.

Ausencia de constancia en las rutinas

La rutina de los niños

A veces pasa que se cambia la rutina y el bebé al estar fuera de su ambiente y sus horarios está excesivamente estimulado y no puede dormir. No pasa nada si esto pasa un día, sin embargo, dejar que pase demasiados días puede interferir en su rutina de siestas. Por ello, en épocas donde la rutina cambia, como las vacaciones, es muy importante procurar que el rato de descanso en la siesta no se pierda. Puedes incluso cambiar el sueño por un sencillo descanso en la cama, con un cuento por ejemplo. Pero mantener la rutina será fundamental para el bebé.

Pasar al bebé a la cama demasiado pronto

Otro de los errores más habituales a la hora de acostar al bebé a la siesta, es querer cambiarlos de la cuna a la cama demasiado pronto. Para un bebé no es fácil cambiar algo que ha conocido desde que nace, su espacio seguro, el lugar donde duerme cada día. Además, la cuna es un lugar pequeño donde un bebé se siente más recogido. Al querer pasarlo a la cama, puede que este sienta que es un espacio demasiado grande y no se sienta del todo cómodo al principio.

Por ello, debe ser un proceso paulatino para que el bebé se acostumbre a su cama sin tener que pasar por ningún momento traumático. En este caso, la siesta puede ser un buen momento para empezar con este cambio, pero también puede provocar que el bebé se pierda de su rutina y le cueste más dormir. Lo mejor es dejar que el bebé reconozca primero la cama, que juegue en ella y sienta que es un lugar seguro mientras sigue durmiendo en su cuna.

Pasado un tiempo, podrá dormir en su cama y se sentirá cómodo y protegido. Con estos consejos para solventar los errores más comunes, podrás ayudar a tu bebé a dormir mejor sus siestas.



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.