Los juguetes para el bebé a partir de los 9 meses

Los niños nacen con una serie de reflejos que le aseguran la supervivencia. A éstos reflejos se los denomina condicionados. Los mismos son, por ejemplo, succionar, aprehender, etc.

Para lograr un buen estímulo en sus habilidades futuras, se recomienda a los padres, estimular dichos reflejos, logrando así, el desarrollo de los mismos.

Como ya lo sabemos, un puente entre el aprendizaje potencial y el conocimiento adquirido, en edades tempranas, es el juguete.

Un juguete bien seleccionado, puede ser, además de un medio lúdico, de diversión y entretenimiento, un objeto propicio para construir saberes en primer término, y luego para transferirlos al mundo real.

Por ello, los juguetes especialmente en esta primera etapa de la vida, deben ser seleccionados pensando en una doble intención: la de proveer al infante de conocimientos.

Por ello, los juguetes a partir de los 9 – 10 meses, deben orientarse al desarrollo del lenguaje y de la caminata.

Una buena opción, parecen ser las muñecas y osos que hablan, ya que incentivará en el niño la capacidad de comunicación. Otro juego estimulante puede ser un teléfono de goma o plástico. Desde ya siempre tener presente las precauciones necesarias para evitar golpes y lastimaduras, como también intoxicaciones innecesarias.

Otro tipo de juguetes a tener en cuenta, son los que implican movimiento y desplazamiento. Por ejemplo, las alfombras didácticas o los vehículos capaces de transportarlos, como los triciclos por ejemplo.

En todos los casos, el adulto debe supervisar al menor.

Fuente: oclio


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *