Los juguetes que conviene evitar para un bebé

Para los niños menores de tres años, existen una serie de medidas de precaución que debemos considerar al momento de comprar un juguete, destinado a los mismos.

Entre los detalles más importantes son:

  • Evitar las piezas demasiado pequeñas: las piezas de tamaño diminuto pueden ser llevadas a la boca  e ingeridas por el menor, generando una serie de incomodidades para el padre y el niño mismo. A su vez, éstas pueden lesionar el tracto digestivo.
  • Tener en cuenta el peso del juguete, ya que este debe ser manipulado con comodidad por el niño en cuestión. Si el juguete es demasiado pesado no podrá ser utilizado por el niño de manera cómoda. Además, puede generar golpes indeseados.
  • Cuidado con aquellos elementos que posean PVC, ya que dicho componente es altamente tóxico. Dicha toxicidad se ha comprobado hace pocos años, por ello la advertencia es muy necesaria, ya que aun circulan juguetes de este tipo.
  • Contemplar que el juguete no sea demasiado pequeño. Así como se habló de las piezas y su tamaño, es importante que el juguete en sí no sea demasiado pequeño. Los riesgos son los mismos que con respecto a las piezas pequeñas.
  • Evitar los juguetes con cordones extensos, hilos y cualquier otro elemento que el niño pueda llegar a enredarse en el cuello o cualquier otra zona de su cuerpo.

Si se adoptan esta serie de precauciones, se podrá asegurar al menor,  diversión y a la vez seguridad.

Fuente: el bebé


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *