Los mejores masajes para tu bebé

El contacto entre el bebé y la madre, permite un intercambio afectivo profundo, así como el estímulo propio de este lazo basado en el intercambio de amor. Por ello, se sugiere a las madres y muy especialmente aquellas que no pueden permanecer durante las 24 horas al lado de sus hijos, que los estimulen a través de las caricias.

Un hecho claro, es el de los masajes aplicados a los bebés y niños. Este tipo de mecanismos, permitirán a la madre ofrecer dos procedimientos enriquecedores a la vez, ya que por un lado se acaricia al niño y por el otro, se entrega el afecto que el mismo requiere.

Para masajear al bebé, se recomienda utilizar lugares blandos, iluminados, espaciosos y cómodos. La cama, sobre una alfombra o un sillón, son los lugares recomendados. Además, luego del baño, es el momento propicio. Los mejores masajes son aquellos que se realizan a la luz de las velas y con esencias aromáticas que completen el clima generado.

La única contraindicación para un masaje, es realizarlo luego de que el niño coma. Ya sea después de almorzar o de cenar, es conveniente dejar al bebé sin molestar, para que éste complete si circuito digestivo correctamente.

Un buen masaje, es un mimo que se hace en el alma y una terapia en el cuerpo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *