Los mejores trabalenguas infantiles

trabalenguas infantiles

Una de las grandes maneras de mejorar la dicción es a través de los juegos de palabras. Además, de ser divertidos, los mejores trabalenguas infantiles tienen la virtud de que ayudan a mejorar el habla.

No es casual que los niños jueguen a los trabalenguas o que los abuelos y abuelas les enseñen estas complejas oraciones. Más allá del significado de las mismas lo importante está en otra parte: las palabras hacen magia para que los peques puedan aprender a hablar mejor.

Trabalenguas, juego y aprendizaje

Los mejores trabalenguas infantiles son también los más clásicos: «Tres tristes tigres comen trigo en un trigal»… ¿La razón? Son perfectos juegos de palabras que combinan aquéllas con sonidos muy similares que son, por esta razón, muy difíciles de pronunciar. ¿Cuál es al gracia entonces? Bien, podemos decir que es muy divertido intentar decirlo sin equivocaciones pero, además, los trabalenguas brindan la oportunidad de aprender jugando.

trabalenguas infantiles

Los trabalenguas infantiles suponen un gran reto para los peques, que pueden jugar con adultos o con pares. También son utilizados en la escuela por maestros que buscan mejorar el área de la Lengua. Estos juegos de palabras pueden repetirse una y otra vez, jugando a decirlos sin equivocaciones y cada vez más rápido.

Profesores y logopedas coinciden en que los mejores trabalenguas infantiles además, ayudan a mejorar el dominio del lenguaje, tanto en lo que hace a la vocalización, como a la riqueza de palabras y a la memoria. Entre otras cosas, los trabalenguas ayudan a los niños a autosuperarse pues es común verlos querer repetirlos en el afán de pronunciar correctamente las palabras.

En lo que hace a la memoria, aprender un trabalenguas es una tarea difícil que convoca toda la atención del niño, pues a mayor soltura, mejor lo pronunciará. Además, los mejores trabalenguas infantiles invitan a recitar mejor, algo que pone en juego la vocalización así como el dominio global del lenguaje. Por último, estos juegos de palabras son hermosas puertas de entrada al mundo de la lengua y la literatura, un canal que puede ser muy bonito para introducir a los niños en la lectura y la escritura.

Trabalenguas para la letra R

Si no conoces trabalenguas infantiles, puedes comenzar a leer éstos que son clásicos y al mismo tiempo desafiantes. Son sencillos y, por esto mismo, muy útiles para comenzar.

«Lado, ledo, lido, lodo, ludo,
decirlo al revés lo dudo.
Ludo, lodo, lido, ledo, lado,
¡Qué trabajo me ha costado!”

“La bruja piruja prepara un brebaje con cera de abejas,
dos dientes de ajo,
cuatro lentejas
y pelos de pura oveja”

“Un limón y medio limón,
dos limones y medio limón,
tres limones y medio limón,
cuatro limones y medio limón,
cinco limones y medio limón…”

“A Cuesta le cuesta subir la cuesta,
y en medio de la cuesta,
¡Cuesta va y se acuesta!”

Artículo relacionado:
15 adivinanzas infantiles para jugar con los niños

Ahora bien, si quieres practicar sonidos específicos, debes investigar más profundo. Uno de los mayores problemas a la hora de pronunciar palabras es la letra R. Recuerdo que de pequeña me costaba mucho pronunciarla y por eso os comparto el que, para mí, es uno de los mejores trabalenguas infantiles dado que me ayudó a aprender a pronunciarla de manera correcta:

«Erre con erre, guitarra;
erre con erre, carril:
rápido ruedan los carros,
rápido el ferrocarril.”

Pero hay otros:

“El perro de San Roque no tiene rabo
porque Ramón Rodríguez se lo ha robado.”

“La rueda del carro se trabó en el barro,
y el morro del burro se trabó en el barro.”

Trabalenguas para todos

Y si lo complicado es pronunciar la S, aquí os dejo con algunos de los mejores trabalenguas infantiles para mejorar la letra S:

“Salas sala su salsa con sal de Sales. Si salas la salsa de Salas, Salas saldrá salado.”

“Si cien sierras sierran cien cipreses seiscientas sierras sierran seiscientos cipreses.”

“La sardinera sacó para asar sesenta sardinas secas; sesenta sardinas secas, secadas solas al sol.”

¿Te has quedado con ganas de más? Aquí va uno bien difícil para niños mayorcitos:

“Pepe pela patatas
para una tortilla
y para la ensalada.
Pepa pela que pela,
pela que pela.
Y se empapa.”


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.