Los niños inapetentes

Hay niños que les falta el apetito, a cuyas mamás les surge la preocupación de qué es lo que deben de darle para que no estén desnutridos, pues bien, un consejo, es darles leche complementaria, ya que estás están compuestas de nutrientes complementarios que deben llevar todas las dietas. Esta es una forma de quedarnos tranquilos, pero claro está, que hay que estar alertas, pues el apetito de un niño, siempre disminuye , aproximadamente a los dos años, no tienen el mismo apetito que tenían de bebés, pues los bebés necesitan un requerimiento de nutrientes mucho mayor, algo que parece increíble, pero hemos de tener en cuenta, que los bebés, llevan un potencial de crecimiento y desarrollo mucho mayor que puede llevar un niño a los dos años, es por ello, que comen desmesuradamente a razón de su tamaño.

Algo que también debemos tener en cuenta, es no inflarlos a zumo o leche. Deben tomar la cantidad necesaria, pues si tienen su estómago lleno no ingerirán otros alimentos. Ayudemos al niño a crear unos buenos hábitos alimenticios.

Este cambio de apetito que sufre el niño a los dos años, es totalmente normal, pues su cuerpo ha cambiado, es decir, sigue creciendo, pero no a la velocidad que lo hacía cuando era más bebé. Con esto debemos estar tranquilos, lo importante, es que esté bien en sus controles médicos y no sobrealimentado. El sobrealimento, deriva en la obesidad.

De todas formas, si el niño no tiene demasiado apetito, inventa formas para hacerle atractiva la hora de comer, hazla divertida, prepara platos vistosos, deja que te ayude a cocinar… estará esperando que llegue la hora de la comida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *