¿Los niños que tardan en hablar son más inteligentes?

Es comprensible que los padres se pongan nerviosos cuando su hijo o hija no alcanza los hitos clave del desarrollo al mismo tiempo que sus compañeros. Hay un hito en particular que preocupa más a los padres: aprender a hablar. La mayoría de las personas asume que un retraso en el lenguaje o un trastorno del habla tendrá un impacto a largo plazo en la capacidad del niño para sobresalir en la escuela y en otros ámbitos. Pero una condición llamada síndrome de Einstein demuestra que no siempre es así. En este caso concreto, se podría afirmar que los niños que tardan en hablar con más inteligentes.

El síndrome de Einstein lleva el nombre de Albert Einstein, un genio certificado y, según algunos de sus biógrafos, un hablante tardío que no pronunciaba oraciones completas antes de los 5 años. Tomando a Einstein como ejemplo, se empezó a pensar que los niños que empiezan a hablar tarde son más inteligentes, siguiendo los pasos de este famoso científico. Aún así, no deja de ser un tema de preocupación para los padres.

¿Los niños que empiezan a hablar tarde son más inteligentes?

niña con conejo

El síndrome de Einstein es una condición en la que un niño experimenta un inicio tardío del lenguaje pero demuestra supeditación en otras áreas del pensamiento analítico. Un niño con síndrome de Einstein consigue hablar sin problemas, pero se mantiene a la vanguardia en otras áreas. Si bien hablar tarde puede ser un signo de autismo u otras condiciones de desarrollo, hay un porcentaje significativo de niños y niñas que hablan tarde pero luego mejoran mucho, demostrando ser pensadores productivos y altamente analíticos.

La verdad es que no ha habido suficiente investigación sobre este síndrome. Es un término descriptivo sin una definición o criterio médico acordado, lo que dificulta su investigación. Realmente no sabemos lo extendida que está esta condición, si es genética o ambiental, o si aparece con otras condiciones como el autismo, que causan retrasos en el lenguaje y el habla. Se cree que un porcentaje de niños diagnosticados como tardíos en hablar superan este retraso en el desarrollo y demuestran ser superdotados y excepcionalmente brillantes. Estos niños serían candidatos para englobarles dentro del síndrome de Einstein, y en su caso sería cierto eso de que los niños que empiezan a hablar tarde son más inteligentes.

Los estudios de población han demostrado que solo un pequeño porcentaje de niños que comienzan a hablar tarde tienen un trastorno del espectro autista (TEA). Pero muchos médicos intentan buscar más síntomas de autismo en los niños que hablan de forma tardía, en lugar de intentar descartar esta afección. Así que para un niño que habla tarde y que no tiene otras afecciones subyacentes aparentes, un diagnóstico de TEA sería inexacto y las terapias recomendadas no serían productivas.

¿Qué hacer si un niño tarda en hablar?

niño autista

Si te preocupa que tu hijo o hija pueda tener un retraso en el habla, el primer paso que hay que dar es acudir a su pediatra. Su médico le realizará una evaluación médica exhaustiva y te pondrá en contacto con un patólogo del habla y el lenguaje, y con otros expertos si fuera necesario. La mayoría de los expertos opinan que la intervención temprana es fundamental. Por tanto, tan pronto como comiences a sospechar que tu hijo o hija no alcanza los hitos del habla adecuadamente, acude a su médico pediatra para saber qué le sucede. Es importante saber que pueden pasar varias sesiones antes de que se formalice un diagnóstico.

No temas no estar de acuerdo con el diagnóstico si lo consideras inexacto. Si sabes que tu hijo responde cuando le hablas y participa en el mundo que le rodea, un diagnóstico de TEA puede ser inexacto. Antes de llegar a ese punto, se le puede controlar la audición para garantizar que no existan impedimentos físicos que impidan que el niño o la niña hable.

¿Qué tratamiento puede tener un niño que tarda en hablar?

retrato de niño

Independientemente de si tu hijo o hija tiene el síndrome de Einstein, TEA o simplemente una forma de retraso en el habla, debe comenzar la terapia para mejorar la condición. Pero además de la terapia con un profesional, también hay actividades que se pueden practicar en casa para estimular al niño o la niña para que comience a decir más palabras. La terapia se adaptará al tipo de retraso que tenga según muestre su evaluación.

Por ejemplo, es posible que se descubra que tu hijo o hija tiene un retraso en el lenguaje expresivo, por el que tiene dificultades para hablar pero entiende lo que se dice y responde. En este caso, puede recibir una lista de actividades recomendadas en el hogar junto con la terapia del habla formal. Los retrasos en el lenguaje expresivo y receptivo pueden requerir una evaluación adicional y una terapia más intensiva, porque el niño no sólo tendría dificultades para hablar sino también para comprender.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)