Los niños tienen déficit de vitamina D, tan importante en la absorción de calcio

vitamina d

El sol es la principal fuente de vitamina D, producida por el cuerpo a partir de la exposición de la piel al astro rey. Hay otra forma de conseguirla de forma natural: los alimentos enriquecidos con ella.

¿Para qué sirve la vitamina D?, pues su participación en la absorción del calcio y por ende en la formación normal de los huesos, es determinante, puesto que sin ese mineral se podría resentir la producción y desarrollo de los tejidos óseos. Sin embargo a pesar de que resulta muy sencillo conseguir dicha vitamina, los niños españoles tienen déficit.

A decir verdad, se trata de un problema generalizado, dado que el déficit, y el raquitismo nutricional asociados, ya son considerados problemas de salud mundial

¿Se puede aumentar la cantidad de vitamina D que recibimos?

Se estima que tan solo necesitamos de 10 a 15 minutos de exposición al sol unas tres veces a la semana, eso sí, sin protección frente a los rayos UV, porque las cremas solares tienen filtros que inhiben su absorción. Es en esta época cuando empezamos a tener miedo a los efectos adversos del sol, y con razón, entonces ¿renunciamos a esta vitamina o por contra a la salud de la piel?

Mirad, el riesgo de cáncer de piel y otros efectos adversos por los rayos UV, es real, y frente a esto hay expertos que recomiendan ponerse la crema cuando ya nos ha dado un poco el sol, y otros que apuestan por administrar vitamina D sintética. Es en cualquier caso el pediatra (si hablamos de niños) el que mejor os puede aconsejar.

Lo que si que está claro es que entre los factores que justifican el déficit actual, se encuentra un mayor sedentarismo, pocas horas al aire libre, desplazamientos en vehículos, … aunque también los movimientos migratorios (no hay la misma luz solar en cualquier lugar del planeta). Por supuesto, si tenemos un día nublado o estamos a la sombra, no damos la oportunidad al organismo para que produzca la tan preciada vitamina, pero la cuestión es que nuestro estilo de vida dificulta que disfrutemos de los beneficios del sol.

Vida al aire libre y alimentación

Hoy en día, sometemos a los niños a unas presiones que se asemejan a las que sufrimos nosotros, y ello también implica que no tienen oportunidad de realizar actividades libremente al aire libre por tener que cumplir con obligaciones escolares y ¡peor aún! expectativas de los padres.

El sol da luz durante muchas horas diarias en Primavera e inicio del verano: si nos exponemos mucho tiempo durante las horas centrales nos arriesgamos demasiado, diría yo… Hay otras formas y situaciones de poder recibir la luz del sol diferentes a estar tumbados en la playa, aunque siempre es difícil recomendar cuándo, dónde y cuánto recibir el sol sin riesgos, falta mucha información y es tarea de todos aprender sobre el tema.

Alimentos como leche enriquecida, huevos, cereales enriquecidos, atún, otros lácteos enriquecidos, caballa, son fuentes alimentarias de vitamina D

¿Qué hay de los suplementos?

AEPAP recomienda “A los niños mayores de un año o adolescentes, de forma general, se les recomienda para la adecuada producción de vitamina D la exposición al sol del medio día sin protección durante 10-15 minutos al día durante la primavera, el verano y el otoño. En invierno por encima de 42º de latitud norte no se producirá vitamina D”.

También se recogen en el documento las recomendaciones para suplementar a lactantes menores de un año alimentados con leche materna o sucedáneo; o a niños o adolescentes que tengan factores de riesgo de déficit.

vitamina d

Para acabar me queda reiterar la importancia de que el cuerpo produzca vitamina D, porque ayuda a fortalecer dientes y huesos; evitando así el raquitismo, y ayudando a que los niños alcancen estatura y masa óseas para las que están programados atendiendo a sus genes.


Categorías

Salud

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *