Los niños y las mascotas (II)

En la primera entrega de este artículo hemos hablado acerca de los niños y las mascotas, resaltando que su convivencia era muy importante para el crecimiento del niño.

El cuidado de una mascota puede ayudar a los niños a desarrollar habilidades sociales. Sin embargo, aquí le damos algunos puntos del porque su niño debe tener una mascota y consejos:

  1. Si la convivencia comienza cuando el bebé es muy chico, debes tener en cuenta que el pequeño no controla sus impulsos, pudiendo golpear o lastimar al animal y éste puede reaccionar de mala forma. Control en todo momento de estas situaciones.
  2. Si tus hijos son mayores y te piden tener una mascota, ten en cuenta que ellos no serán capaces de cuidarlos por si mismo, por lo que tendrás que hacerlo tu. Y aunque creas que si pueden cuidarlos, es conveniente supervisar su cuidado.
  3. Al principios, cuando una mascota es nueva en casa, habrá excitación en los niños y querrán estar todo el tiempo jugando con ellos, pero la emoción se irá pronto y tendrás que tomar tu nuevas responsabilidades.
  4. Es sano que enseñes a tus hijos a que cuiden de sus mascotas, tienen que saber que las mascotas -al igual que ellos- necesitan tener agua, comida y hacer ejercicio.
  5. Los padres son los modelos por excelencia. Los niños aprenden a ser los dueños responsables de una mascota al observar el comportamiento de sus padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *