¿Los padres infelices tienen menos hijos?

 

¿Los padres infelices tienen menos hijos?

Según un estudio realizado por el Instituto Max Planck de Investigación Demográfica en  Rostock, Alemania, las parejas que perciben una caída en su felicidad durante el primer año tras convertirse en padres tienen una menor probabilidad de tener un segundo hijo.

La investigación se ocupa de un tema tabú. Y es que rara vez se discute que los padres con frecuencia experimentan una pérdida considerable de la felicidad después del nacimiento de su primer hijo. El nuevo estudio muestra que para las madres y padres en Alemania la caída de la satisfacción con la vida durante el año siguiente al primer parto es aún más grande que la causada por el desempleo, el divorcio o la muerte de la pareja. Dicen los investigadores que los políticos preocupados por las tasas de natalidad bajas deben prestar atención al bienestar de los nuevos padres en torno al nacimiento de su primer hijo. 

Los niños no sólo no traen la felicidad

Con el fin de explorar cómo el nacimiento del primer hijo influyó en la felicidad de los padres, los investigadores observaron la percepción subjetiva de satisfacción con la vida de la madres y de los padres usando el Estudio de Panel Socioeconómico Alemán. Cada año 20.000 participantes evaluaron su satisfacción con la vida en una escala de cero a diez.

Después de tener el primer hijos, madres y padres reportaron una pérdida de bienestar con una media 1,4 puntos en la escala de felicidad. Sentían este descenso durante el primer año de la paternidad en comparación con los dos años anteriores al nacimiento de su primer hijo. Sólo un poco menos del 30% de los participantes no ninguna disminución en el bienestar. Y más de un tercio experimentó una disminución de dos o más unidades de felicidad.

Esto es notable en comparación con lo que los estudios internacionales encuentran en relación con el desempleo o la muerte de la pareja  o el divorcio.

Los cálculos realizados por los investigadores muestran que la fuerza de las experiencias con el primer hijo afectan a las posibilidades de tener un segundo. Sólo 58 de cada cien parejas que reportaron una caída en el bienestar de 3 puntos o más tuvieron un segundo hijo dentro de los diez años siguiente. Pero entre los padres que no sintieron una reducción de la felicidad, 66 de cada cien parejas tuvo otro bebé. La proporción de familias con al menos cuatro miembros fue casi un 14 por ciento más grande si la felicidad no disminuyó. Estos resultados son independientes de los ingresos, lugar de nacimiento o el estado civil de las parejas.

Estos hallazgos han sido publicados  en el Journal Demography.

 

 

 


Categorías

Varios

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *