Los primeros momentos de ser madre

Cuando acabas de ser madre, trascurridos los nueve meses, es inmensa la felicidad que sientes con tu bebe una vez en casa, pero a ese sentimiento se le suma también el cansancio y agotamiento físico que ha supuesto el embarazo y parto. Amoldarse al bebe es un proceso que cuesta conseguir pues el bebe solo quiere sus necesidades como comer, dormir y estar limpio, y todo esta labor  ocupa mucho tiempo del día y de la noche, cosa que deja pocas horas para que la madre pueda descansar, comer, atender a las visitas, labores del hogar.. ect. Si amamantamos al bebe es un poco mas sacrificado pues con lo de la “demanda” es cortito el tiempo que tenemos de una toma a la otra, y no nos podemos olvidar de nosotras, debemos seguir cuidándonos, el embarazo y el parto es un trabajo muy grande para el cuerpo y la mente, y desgasta muchas fuerzas y energías que ahora debemos recargar.Sabemos que es casi imposible, conseguir tan solo diez minutos al día para nosotras solas, pero debéis hacerlo, os sentiréis mejor y empezareis el día con mas fuerzas, al bebe lo podéis dejar con alguien y os vendrá bien desconectar un poco, conectar con vosotras mismas, asimilar poco a poco en vuestra mente la nueva etapa que estáis viviendo, relajaros con una bañera llena y un poco de música, veréis como en pocas horas os sentiréis como nuevas, y vuestro bebe os lo agradecerá, le trasmitiréis esa paz y tranquilidad y se sentirá mas calmado con su mama.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *