Madres a los 40

Cada vez, las mujeres quedan más tarde embarazadas, la edad de los 40, se hace más común en los embarazos, todo ello, debido al ritmo de vida y la forma social que conlleva a ello. Vida social y de trabajo, hacen que las mujeres pospongan el tener su primer hijo.

A partir de los 40, el reloj biológico cambia, pero aun así, esto no quiere decir que no se pueda llevar a cabo un embarazo apropiado y natural. Esta edad conlleva unos riesgos.

La mentalidad de años anteriores de casarse y tener hijos, ha cambiado. Cuando hace unos años, una mujer casada no quedaba embarazada, creía que iba a ser amargada y excluida de la sociedad, aunque parezca un poco exagerado, realmente era así. Afortunadamente, la mujer actual, ocupa otro lugar en la sociedad, han conseguido la igualdad al hombre, haciendo las mismas funciones en el trabajo y la sociedad. Cuando ya se ha alcanzado la meta deseada en la vida de una mujer, es cuando decide y piensa en ser madre, pero entonces ya tiene una edad un poco avanzada para conseguirlo. Esto conlleva algunos riesgos físicos como menos energía, paciencia, falta de tiempo… a los 40 años, el potencial físico ha disminuido y el tener un hijo da como resultado su lógica atención (hacerlo caminar, cargarlo a brazos, correr tras él). La paciencia, igualmente se pierde con la edad y con los niños se necesita mucha. La falta de tiempo también es el caso, pues a esta edad, el trabajo te consume el tiempo, son mujeres con más actividad y comprometidas con el trabajo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *