Mal comportamiento en niños de 4 a 5 años

niño se burla de alguien

¿Sientes que estás lidiando, o luchando, con un niño desafiante? Lo más probable es que su mal comportamiento, aparentemente fuera de control, sea el apropiado para su desarrollo. De hecho, incluso los niños que mejor se portan pueden tener mal comportamiento a veces. Pero existen consejos y estrategias para ayudarle a comprender su comportamiento y manejarle adecuadamente. Establece límites con tu hijo, refuerza la cooperación y empodérale dándole opciones. Es bueno recordar que la disciplina no es un castigo, y a través de una disciplina adecuada ayudarás a tu pequeño a convertirse en una persona responsable y equilibrada.

Estos consejos y estrategias te ayudarán cuando no estés segura o seguro de cómo responder a tu hijo de 4 o 5 años. Incluso puede ser que puedas prevenir alguno de estos malos comportamientos. Un niño que tiene normalmente mal comportamiento puede ser frustrante, pero hasta el que mejor se porta puede portarse mal en alguna ocasión. Los niños con mal comportamiento no son siempre malos, ni los que se portan bien son siempre buenos.

¿Por qué un niño tiene mal comportamiento?

niño travieso se porta mal

A medida que un niño crece va desarrollando un sentido más fuerte y consistente de su propia identidad. Deja de ser tan dependiente de sus padres o cuidadores como solía ser, e incluso se puede volver un poco rebelde. El mal comportamiento es la forma en que un niño pequeño se afirma a sí mismo. Por tanto, por más difícil que te resulte verle portarse mal, en realidad es algo bastante normal de acuerdo con su edad.

A los niños pequeños les lleva tiempo aprender a manejar sus frustraciones y aprender a comunicarlas bien. A medida que los niños pequeños adquieren independencia van poniendo a prueba sus límites, y los de los demás. Los niños pequeños viven mucho sus emociones porque no son capaces de regularlas o todavía no tienen la capacidad verbal para expresar esas emociones de ira, frustración, decepción o tristeza. Hasta que hayan desarrollado más control de los impulsos su frustración puede terminar pareciendo un mal comportamiento cuando en realidad no lo es. Este autocontrol comienza a desarrollarse a partir de los 4 años.

Consejos para lidiar con el mal comportamiento en los niños

Lo más importante que se debe recordar es que los niños de 4 o 5 años no suelen tomar la decisión de portarse mal de manera consciente. Su comportamiento desafiante es un efecto secundario de aprender cómo es el mundo, y cómo encajan sus grandes emociones e interacciones en él. Enseñar habilidades de regulación emocional y responder a tu hijo o hija con calma y empatía contribuirá a frenar ese mal comportamiento, en gran medida. Los siguientes consejos te ayudarán a comenzar a tener un poco más de paz y comprensión en tu hogar.

Pon límites para corregir el mal comportamiento

niño entre cojines

Los niños de 4 o 5 años necesitan límites, incluso ellos los quieren. No es solo importante fijarlos, sino también asegurarse de que tu hijo o hija sepa cuáles son con claridad. Por ejemplo, si salís fuera de casa puedes decirle: “Recuerda, siempre tienes que darme la mano por la calle” o “Nosotros no pegamos, si quieres recuperar tu juguete puedes pedirlo amablemente”. O, si por el contrario, se esta portando mal, le puedes decir “Veo que hoy te está costando jugar sin romper cosas, ¿quieres que salgamos al parque?”.

Reforzar el buen comportamiento

Es tan bueno llamarle la atención cuando hace algo mal como cuando hace las cosas bien. Es importante que los elogios sean lo más específicos posible, y reconocer el esfuerzo que ha hecho tu hijo o hija al hacerlo, no elogiar el fin el concreto. Es importante que tus palabras se centren en el buen comportamiento y no critiquen a tu hijo como persona. Por ejemplo, hay que darles comentarios como “¡Gracias por arreglar tu cuarto!” O “¡Está tan bien cuando compartes con tu hermana!”. Y también es importante evitar comentarios del tipo: “¡Eres tan torpe!” O “¡Siempre me estás dando problemas!”.

Hay que tener en cuenta que disciplinar a un niño o niña de 4 o 5 años que tiene un mal comportamiento no significa controlarle. Significa enseñarle a controlarse a sí mismo o misma. No hay que pensar en la disciplina como un castigo, sino como una forma de enseñarle a tu hijo o hija lo que es correcto y lo que no lo es. Esta habilidad le será muy útil para moverse dentro de nuestra sociedad en el futuro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.