Mamá perfecta; ¿Ficción o realidad?

¡Estoy embarazada, voy a ser mamá! Qué momento más mágico y especial. Una mezcla intensa de sentimientos y un sinfín de dudas llegan a tu mente en las próximas semanas y meses (e incluso años).

¿Sabré cómo cuidar a mi bebé?, ¿Qué clase de madre seré?, ¿Y si mi bebé se pone enfermo?, ¿Qué nombre le pondremos?

Dudas sobre el embarazo, el momento del parto, el recién nacido, la lactancia, la crianza, etc., etc.

Muchas de nosotras recopilamos libros, revistas y artículos en busca del manual perfecto. Preguntamos a nuestras madres y amigas acerca de sus experiencias. Queremos saber todo lo que necesitamos para ser unas futuras madres perfectas. Este es nuestro nuevo objetivo; ser una madre perfecta.

Sin embargo pronto nos damos cuenta de la realidad, no hay un libro ideal ni un manual para la maternidad. Las experiencias y opiniones de nuestros conocidos son completamente distintas, a veces incluso contradictorias. Y lo peor, los consejos gratuitos a todas horas. ¿Te suena?

Asumiendo la realidad

Lo primero que aprendemos es que ser mamá es una experiencia que, en la mayoría de los casos, dista mucho del ideal que teníamos. Nada es lo que parecía, pero la maternidad es así.

Las mamás somos personas y por lo tanto aunque hagamos las cosas lo mejor que podamos, cometemos errores.

Existen tantos tipos de madres como  mujeres. Ninguna de ellas es mejor o peor ya que hay muchas formas diferentes de hacer las mismas cosas. Todo está en función de tu personalidad, ideología, experiencias, habilidades, etc.

En este proceso no faltarán momentos en los aparezca el sentimiento de culpa. No somos perfectas y asumir eso puede generar frustración. La realidad es que es difícil llegar a todo (los niños, el trabajo, nuestra pareja, la casa, etc.) y hacerlo todo bien. ¡No tenemos super poderes!

Es fundamental aceptarse y valorarse tal y como somos. La flexibilidad disminuye la presión y  hace que todo fluya mejor. De esta forma podremos disfrutar muchísimo más nuestra maternidad.

Cómo NO ser una mamá perfecta

Es el momento de pararse un momento y reflexionar sobre una serie de puntos para ser una mamá “imperfecta” y no morir en el intento.

  • Lo crucial es ese amor incondicional que sientes hacia tu hijo. Hay un montón de cosas que son secundarias y pueden esperar. No pierdas tu precioso tiempo en ellas.
  • No caigas en el error de dar a tu hijo todo lo que tú deseaste de pequeña. Sus gustos y necesidades no serán las mismas que las tuyas en tu infancia.
  • Más no es mejor, tenerlo todo lo que uno desea no le hace más feliz.
  • Antes tampoco es mejor. Cada niño es diferente y tiene su propio ritmo evolutivo. Evita comparaciones con los hermanos, familiares y vecinos. Sólo necesita tu cariño y tiempo.
  • Nuestros hijos viven en una sociedad altamente competitiva, sobreprotegerlos durante su niñez  evitando todas sus frustraciones no les ayudará a ser adultos responsables.
  • Necesitas tu espacio. Ya sé que a veces parece imposible pero es importante que te mimes y te des algún “capricho” de vez en cuando. No podemos estar a disposición de nuestros hijos las 24 horas del día.
  • Nosotras no somos perfectas pero nuestros hijos tampoco. Es mejor tener expectativas realistas y ser feliz.
  • Es normal exigirse a uno mismo pero debes ponerte ciertos límites. Tu salud física y mental lo agradecerán y tú te sentirás mejor.
  • Predica con el ejemplo, es una herramienta altamente eficaz.
  • Y un último consejo, disfruta de cada etapa de la vida de tu hijo. Es única e irrepetible. El tiempo pasa rápido y cuando te das cuenta ya estás guardando esa ropita que compraste con tanto cariño durante tu embarazo. Y después…

Mamás perfectamente imperfectas

Si te interesa este tema te recomiendo una lectura muy interesante:” Mamás perfectamente imperfectas” de la Editorial Planeta. Está escrito por dos psicólogas expertas en maternidad, Andrea Jáuregui y Diana Guelar. Su objetivo es ayudar a las mujeres a no obsesionarse en ser madres perfectas. Su receta; mucho sentido común y sentido del humor.

Felicidades a todas las madres en el día de la madre. Un beso para todas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.