Mamás ocupadas: ten 10 minutos para ti

Las madres siempre están ocupadas, esta es una realidad. A veces les cuesta sacar incluso 10 minutos para ellas misma. Pero hay que conseguirlo, porque una madre que no tiene ni un pequeño rato para ella puede acabar en un agotamiento extremo. Es posible que pienses que es demasiado fácil decirlo, pero que cuando hay un bebé que necesita ser cambiado, alimentado o simplemente que quiere estar en tus brazos todo el tiempo, no es tan fácil sacar 10 minutos para ti.

Cualquier madre reciente te dirá que le falta tiempo y que siempre está cansada y estresada. También sentirán un desbordamiento de amor y felicidad que nunca antes habían sentido. Estarán en una pequeña burbuja con el bebé y todo es maravilloso y maravillosamente cansado.

Realmente la maternidad no deja mucho tiempo para una misma y aún menos cuando las madres comienzan a trabajar y deben hacer malabares para poder compaginar y conciliar la vida laboral con la familiar. ¿Cómo se puede pensar en sacar tiempo para una misma? Parece tan egoísta… ¡Pues no lo es! Y además, es necesario.

Si no tienes tiempo para ti, no pasará desamando tiempo hasta que empieces a criticar a las personas de tu alrededor que según tu criterio sí tienen más tiempo libre o momentos de descanso. La primera víctima será tu marido, después tus vecinos… Pero no tienes que caer en esto, puedes buscar tiempo también para ti y disfrutarlo. No es necesario que sean varias horas al día, de 10 a 30 minutos será más que tiempo suficiente para poder recargar las pilas.

No te dejes a un lado

Eres la última persona a la que debes dejar de lado, tienes que cuidarte, porque, si no lo haces tú, ¿quién lo hará? Si te regalas diez minutos, tu pareja y tus hijos también lo agradecerán porque estarás de mejor humor y podrás dedicar tiempo de calidad a los tuyos, sin nervios, sin estrés. Para cuidar a tu bebé, te tienes que cuidar a ti misma. No necesitas escaparte un fin de semana entero para conseguirlo.

Reduce la velocidad en la que vives, aunque solo sean 10 minutos cada día. Quizá ahora mismo te parezca algo imposible de conseguir, pero realmente si te dedicas unos minutos a ti misma, tendrás ese empuje extra que necesitas para disfrutar la maternidad completamente.

Ideas para dedicarte 10 minutos

Da un paseo rápido

Abre las ventanas y toma un poco de aire fresco, pon tu canción favorita en los auriculares y empieza a caminar. Camina cerca de tu casa o en tu propio jardín, lo que importa es que te dé el sol para que te sientas mejor. Incluso si solo das la vuelta a la manzana podrás volver a casa con una versión más alegre de ti mismo, ¡haz la prueba y lo comprobarás!

Come una comida que te gusta

¿Cuándo fue la última vez que tuviste las dos manos libres para comer? ¿O cuándo fue la ultima vez que te tomaste una taza de té calentito sin que nadie te moleste? Probablemente antes de ser madre. Tómate 10 minutos para calentar la comida que te guste y disfrutarla. Si es mucho pedir, entonces hazte una taza de tu té preferido y siéntate con la única intención de saborear y disfrutar del momento, aunque solo sean unos minutos.

Disfrutar del aroma de tus bebidas y comidas, de su sabor… estos segundos pueden marcar la diferencia en el resto de tu día y tu alma agotada se sentirá mucho mejor.

Habla con tu madre o con tu mejor amiga

Estar en casa con tus hijos o tu bebé todo el tiempo puede hacer que te sientas sola. Pero gracias a la tecnología esto no tiene que ser así. No es necesario salir físicamente de casa para sentirte acompañada. Haz una vídeo llamada a tu madre o a tu mejor amiga aunque solo dure 10 minutos. Al colgar de darás cuenta cómo te sientes mucho mejor, ¡tener contacto entre adultos es una buena forma de recuperar tu energía mental!

Ten un detalle contigo misma

¿Hace cuánto que no te das un capricho solo para ti? Si te gusta el maquillaje, la ropa, el calzado, la comida, los accesorios… Mira si tienes suficiente dinero en tu presupuesto para darte un capricho y si es así… Entonces piensa en ese detallito que quieres para ti. Darte un capricho de vez en cuando te ayudará a sentirte bien contigo misma. ¡Una vez al año no hace daño!

Disfruta de la lectura

¿No tienes tiempo para leer un capítulo entero de tu novela favorita? Que no sea un capítulo entero, pueden ser unas páginas. Pero que no falte la lectura en tu vida diaria. Incluso aunque solo sean 5 páginas en tus 10 minutos, tu mente estará al 100% en otro lugar y dejarás a un lado el posible estrés maternal. Podrás relajarte y después, disfrutar aún más de tu maternidad (sobre todo en esas largas noches que todas las madres conocemos…).

Si los libros no son lo tuyo, puedes leer revistas digitales o de papel que sean de tu interés y que llenen tu pensamiento de nueva e interesante información.

Ponte guapa

Ya eres guapa, eso no lo dudes. Pero quizá tú no te des cuenta o no pienses lo mismo al mirarte al espejo. Si esto te ocurre puedes sacarte partido para que cuando mires al espejo te des cuenta de que lo que tienes delante de ti, es todo un ‘bellezón’ de mujer.

Aunque no tengas pensado salir de casa, maquíllate, peina tu pelo y verás el cambio que tendrás en tu estado de ánimo. Te sentirás mucho mejor y no tanto una mamá zombie que solo ha dormido 90 minutos seguidos.

Disfruta 10 minutos de las redes sociales

También puedes utilizar tus 10 minutos para ti en tus redes sociales, ¡y sin sentimiento de culpa! Si bien es cierto que no es adecuado que estés 24 horas con el móvil en la mano, porque además de que no es bueno para tu salud, tus hijos te necesitan, si es verdad que 10 minutos no hace daño a nadie. Puedes hablar de temas que te interesen con otras personas de cualquier parte del mundo. Es divertido y relajarte ponerte al día con tus amigos y compartir imágenes.

Y también puedes… ¡no hacer nada!

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos, Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.