Mamás y bebés vegetarianos

Hay personas que escogen la alimentación vegetariana, esta es un tipo de alimentación que aun privándose de alimentos como los que nos aportan los animales, se pueden nutrir perfectamente sustituyéndolos por verduras o vegetales que les aportan nutrientes muy similares.

Un bebé vegetariano, hasta que no comienza a ingerir sólidos, su alimentación no varía para nada, pues la lactancia materna, le suministra todo lo necesario. En esta ocasión, es la madre, la que no debe descuidar su alimentación y nutrirse de todo lo necesario para darle el alimento a través de su leche.

Las mamás que están ejerciendo la lactancia y siguen este tipo de alimentación, han de aportar vitaminas y minerales adicionales como niacina, magnesio, zinc, selenio… para ello, se han de alimentar con cereales, semillas, granos, tofú, hongos, frutas… además de tomar algún suplemento vitamínico recetado por el médico.

Sin embargo, hay nutrientes como el DHA, el cual, es un ácido que se obtiene solamente de los animales. Este desarrolla la visión y el cerebro del bebé. Una madre vegetariana, ha de suministrar este nutriente a su bebé a través de alimentos como el aceite de semilla de lino. Este aceite es de sabor agradable y muy conocido desde tiempos ancestrales.

La fibra, igualmente es importante en un bebé vegetariano, la madre, se la ha de administrar a través de legumbres, yogur de soya, aceite de sésamo, aguacate, mantequilla de cacahuete, frutas secas…

Cuando el bebé comienza a tomar alimentos sólidos, una alimentación vegetariana para él, habrá de ser rica en calcio , hierro… para ello, ha de tomar alimentos como semillas de girasol, levadura de cerveza, semilla de calabaza, germen de trigo…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *