Mamografía y embarazo

La salud es algo muy importante en la vida de todo ser human, las mujeres más concretamente suelen tener muchas revisiones médicas en su vida como los análisis de sangre normales, las citologías o las mamografías, estas últimas muy importantes a partir de los treinta años de edad.

La importancia de realizar mamografías a partir de dicha edad es por que gracias a esta prueba se detecta el cáncer de mama en sus etapas iniciales, en ocasiones incluso se puede detectar tres años antes de que se pueda sentir con la palpación.

Cuando una mujer está embarazada se desaconseja la realización de mamografías durante el primer trimestre de la gestación y en el caso de realizarla se suele proteger al embrión con un delantal plomado. Si no es estrictamente necesario realizarla se deja para después de dar a luz o al menos hasta el tercer trimestre. Una vez que se ha dado a luz se pueden realizar las necesarias, incluso cuando se le está dando el pecho ya que no afecta en absoluto al bebé, normalmente se suele hacer al menos una después del embarazo aun habiendo realizado alguna durante el mismo.

mamografía 2

La preparación para la mamografía es muy sencillo, no es necesario tomar ningún medicamento previo, no hace falta ir en ayunas como en los análisis de sangre, la ropa usada es mejor que sea cómoda y fácil de quitar ya que habrá que dejar un pecho descubierto y los documentos que hay que llevar son los informes previos si se dispone de ellos. No tiene ninguna contradicción, no suele realizarse en mujeres menores de treinta años ya que el tejido mamario es más denso y la prueba no es muy fiable. Si se está embarazada o se está dando de mamar es necesario decírselo al médico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *