Mancha mongólica: manchas azules en la piel del recién nacido.

Las manchas mongólicas o azules (melanocitosis dérmica congénita) aparecen en algunos recién nacidos en el momento del nacimiento o en las primeras semanas de vida.  Adquiere el nombre de “mancha mongólica”, ya que aparece con frecuencia en las razas asiática, india americana, africana e indonesia. Esta presente en el 90% de los recién nacidos de estas razas, en los caucásicos solo aparece en el 1- 5% de los casos, siendo algo más infrecuente.

La piel del neonato aparece manchada de un tono azul, azul-verdoso o azul-grisaceo, principalmente en la zona de la espalda, nalgas, hombros y más raramente en muslos, brazos o pies. Su forma y tamaño es variado, presentando bordes difusos, estas características les hacen ser confundidos con hematomas del parto (moratones).

Su origen se encuentra en una acumulación de melanocitos (células encargadas de la producción de melanina y protección de los rayos solares en la piel). Los efectos de la luz sobre estos melanocitos que se encuentran en la profundidad de la dermis son las que le otorgan ese color azulado, como consecuencia del efecto Tyndall (a dicha profundidad de la piel los colores rojos y amarillos no se reflejan).

Si nuestro hijo tiene estas manchas debemos saber que suelen ser benignas, no tienen ninguna transcendencia para la salud de nuestro bebé e irán desapareciendo espontáneamente en los primeros años de edad. Lo habitual es que desaparezca al rededor de los 2 años, a pesar de existir casos que se prolongan hasta los 9 o 10 años. Siempre es adecuado consultarlo con el pediatra, que nos confirmará la presencia de esta mancha de nacimiento y nos tranquilizará sobre ella.

Una vez que el especialista en salud infantil haya diagnosticado la presencia de estas manchas, no es necesario ningún seguimiento, ya que como comentamos desaparecerán por si mismas a medida que nuestro hijo vaya creciendo.

 

 

 

 


Categorías

Salud

Marina Perez

Psicóloga infantil apasionada por el mundo de los más pequeños. Desde mi formación y experiencia con familias, ayudo a gestionar aquellas... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *