Manchas de nacimiento

Cuando un bebé nace, podemos apreciar las manchitas que tienen en la piel. Estas son congénitas, incluso si no nacen con ellas, aparecen con el tiempo. Normalmente sucede con el 10% de los bebés y casi siempre en el rostro y cuello, aunque en menos probabilidad en el resto del cuerpo. Las causas no son ciertas, por lo tanto no se pueden prevenir.

Estas manchas, pueden ser de diferentes tamaños y formas, normalmente suelen ser de color rojo, rosa, marrón, azulado… no ofrecen ningún síntoma maligno y con los años desaparecen.

Las hemorragias y las manchas de vino Oporto, son las que presentan más complicaciones, si ve que su niño, presenta cambios sospechosos como cambios de color, textura, inflamación… ha de acudir al dermatólogo para su observación y tratamiento.

Los diferentes tipos de marcas que se presentan en el nacimiento son los siguientes:

-puntos de marrón claro, tienen el aspecto que indica su nombre. Estos se presentan en bebés de color. Si tiene hasta tres, no existe problema, pero si es un número superior, puede ser síntoma de enfermedad como tumores de piel

Los hemangiomas pueden aparecer igualmente en las primeras semanas posteriores al nacimiento, estos son planos y un poco abultados, en color rojo intenso o azulado. Se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en cabeza y cuello

La mancha ocular se conoce como “beso de ángel” y no necesitan tratamiento. Son de color rojo o rosa y no son muy notorias. Su forma es circular y se deben a la obstrucción de la arteria de la retina, traumatismo ocular o enfermedad metabólica.

Más información – Aspecto general del recién nacido (parte VI)

Fuente – Facemama


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *