Manos frías en bebés. ¿A qué es debido?

Manos frías en bebés

Seguro que te has dado cuenta, en un sinfín de ocasiones, que los bebés tienen las manos frías. Quizás, cuando las tocamos pensamos que tienen frío e intentamos cubrirlos de inmediato. Pues hoy te vamos a contar a qué es debido ese frío en sus manos. Porque parece que no siempre se debe a lo que pensamos.

Es de lo más habitual que nos preocupemos por ellos en todo momento, pensando en que quizás no tienen las prendas suficientes y por eso, tengan frío. Sobre todo cuando estamos en los meses donde las temperaturas caen. Pero además de todo ello, tienes que descubrir lo que sigue porque también te va a interesar y mucho.

¿Qué indican las manos frías en bebés?

Hay un mito muy extendido que nos lleva a hablar de que cuando los bebés tienen las manos frías es porque realmente tienen frío. Pero no es así del todo. Ya que esto suele deberse a que su sistema circulatorio todavía no está del todo maduro. Es decir que la sangre todavía no circula de manera correcta, o con la misma fuerza que cuando sean más mayores. De ahí que no llegue hasta las extremidades como debería. De ahí que además del frío en sus extremidades, también podamos notar una tonalidad que va al azulado. Pues es por la misma razón y no realmente por el frío que pueda tener el pequeño. Sin olvidar que las primeras semanas también suele estar más quieto y esto hace que volvamos a mencionar el tema de la circulación. Porque necesita de movimiento para que pueda activarse y llegar a todo el cuerpo.

Por qué el bebé tiene manos frías

Manos más frías mientras duerme

Seguro que mientras está dormido, o dormida, le has tocado sus manitas y sí las notas frías. Pues es algo de lo más habitual, porque si se ha quedado dormido mientras le dabas el pecho o el biberón, la sangre se ha concentrado en el proceso digestivo. Por lo que sus extremidades vuelven a estar desamparadas como antes mencionamos. El motivo sigue siendo esa inmadurez de la circulación, pero que poco a poco irá tomando fuerza y conseguirá poder llegar a todo su cuerpo por igual. Mientras el bebé no presente ningún otro síntoma, tan solo las manos frías, no debemos preocuparnos por nada.

Cómo darse cuenta que un bebé tiene frío

Ya sabemos que el tocar sus manos no es el mejor remedio para descubrir si tiene frío o no. Pero sí puedes comprobarlo tocando tanto la zona del cuello como de la nuca. Son dos de los lugares más precisos para saber la temperatura del pequeño o pequeña. Además, también los brazos nos pueden indicar si tiene frío o calor, pero es una zona un poco menos fiable que las que acabamos de mencionar. Ni tampoco los pies, porque sucede como con las manos y es que suelen estar fríos la gran mayoría de las veces. La circulación no está tan desarrollada como para llegar a lugares más lejanos. Comprueba también el color de su rostro, ya que a veces cuando sus mejillas están bastante colorados es que el calor ha llegado.

Control de temperatura en bebés

Qué pasa si mi bebé tiene la cabeza caliente y las manos frías

Es algo que suele ocurrir, tal y como venimos comentando. Es el cuerpo quien acumula la sangre en su interior para mantener una correcta temperatura, reduciendo el riego a otras zonas como son las extremidades. Pero es cierto que en ocasiones sí que notamos que la cabeza tiene más calor de lo habitual. Entonces tendríamos que hablar de la fiebre. Si se toma la temperatura bajo la axila y tiene más de 37,5º entonces sí, se considera fiebre. Ya sabemos que esta es siempre una alarma o respuesta ante algún tipo de infección, síntomas de vacunas, etc. Nunca está de más el consultarlo con su médico, pero realmente en la mayor parte de las ocasiones nos asustamos más de lo que realmente es. ¡Ahora ya puedes estar un poco más tranquila o tranquilo!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.