Cómo mantener a los niños en la mesa durante la cena de Navidad

Cuando llegan las fiestas navideñas siempre habrá un momento de cena o de comida donde nos juntemos con toda la familia. Como es una comida o una cena especial, es normal que te guste que todos tus seres queridos estén en la mesa disfrutando de la comida y sobre todo, disfrutando de la compañía de todos. Pero, mantener a los niños alrededor de la mesa no es tarea fácil.

El tiempo en familia es muy importante durante todo el año, pero sobre todo también durante las comidas y cenas navideñas, que solemos compartir mesa con aquellos que tanto echamos de menos durante el resto del año. Hay que cuidar el tiempo de calidad en familia durante las fiestas.

Durante el resto del año las familias suelen estar bastante agobiadas con los horarios tan ajustados a causa del trabajo, las actividades extraescolares, la falta de tiempo en general… Por este motivo, para muchas familias el tiempo de calidad es mínimo porque estamos demasiado ocupados, todos. Aunque muchas personas se lamentan de esto y por eso buscan tiempo con sus seres queridos, vivimos en un mundo de comodidad y todo lo que nos obliga  a movernos del sitio nos cuesta hacerlo. Como resultado,  no vemos a nuestros seres queridos todo lo que quisiéramos y nos cuesta pasar tiempo de calidad en familia.

Comer o cenar juntos de forma habitual

Existen investigaciones que muestran que las familias que comen juntas se benefician en muchos sentidos y esto se debe notar en la comida o cena de Navidad. Sentarse a compartir las comidas aumenta la comunicación y fortalece las relaciones de las personas. Los niños que regularmente disfrutan de comidas en familia alrededor de la mesa tendrán un mejor desempeño en la escuela y tenderán a tomar mejores decisiones, incluso cuando estén bajo presión del grupo de iguales. Estos hábitos se notarán alrededor de la mesa de Navidad, por lo que es importante que si quieres que tus hijos disfruten de la comida en familia alrededor de familia, les acostumbres a comer cada día juntos, aunque sea tan solo en la comida o en la cena. Prioriza ese tiempo en familia sobre cualquier otra cosa. 

Comida de Navidad en familia

Además, si realmente te esfuerzas en que tus hijos coman en familia, también tendrán mejores hábitos nutricionales a media que vayan creciendo, tanto en la adolescencia como en la vida adulta. Pero claro, puede haber un problema. Si coméis en el sofá o cada uno por su lado durante meses o incluso años, es posible que no sepas cómo conseguir que éste hábito se convierta en una realidad, no solo en el día de Navidad, sino también durante el resto del año.

No te pierdas los consejos que te damos a continuación para poder conseguirlo. Recuerda que son consejos que no solo tienes que emplear en el día de Navidad, sino que deberás hacerlo cada día para que realmente se vuelva como un hábito.

Deja que decidan

Para que tus hijos se sientan motivados en la cena o en la comida, permite que por lo menos una o dos veces por semana puedan escoger qué cenar o qué comer. En la Navidad no tiene que ser diferente, permite que escojan la comida o el postre para que se sientan incluidos y que además, sientan que forman parte en las decisiones tan importantes como es, escoger el menú.

Comida de Navidad en familia

Todo esto hará que sientan que tienen el control y una gran responsabilidad, algo que se sumará a su entusiasmo y ganas de participar.

Crea días temáticos

Para que tus hijos sientan que comer en familia es algo muy interesante puedes crear días temáticos. Esta idea también es ideal para los días antes de Navidad, porque de esta manera podrán sentirse motivados para permanecer en la mesa todo el tiempo que dura la comida.

Lo creas o no, los niños necesitan estructuras y rutinas para sentirse seguros y confiados, y si por ejemplo los martes son ‘los martes de pizza’, sabrán que ese día es el día de pizza y les proporcionará seguridad y emoción. En este sentido, puedes crear una tradición en la comida o cena de Navidad y que cada año haya algo igual como por ejemplo, un cóctel de gambas, un pastel de carne, etc.

 

Dales responsabilidades

A la hora de cocina tus hijos no sobran en la cocina… No importa la edad que tengan. Todo el mundo puede tener un lugar en la cocina y tus hijos se sentirán satisfechos y mucho más motivados si les das responsabilidades en la cocina. Puede ser poner la mesa, cargar el lavavajillas, preparar el plato con los mantecados… Todos pueden hacer algo.

Para darles responsabilidades a tus hijos, solo piensa en la edad que tienen y después prepara cuáles serán las responsabilidades que les darás a cada uno de ellos. Tus hijos necesitan estructura, pero también responsabilidades.

Ten un plan

Tener las cosas organizadas es importante para que todo salga bien o si no sale bien, al menos, saber hacia qué dirección es mejor ir. Cuando los niños tienen hambre deben comer y nada menos que hacerlo en familia. Puedes elegir recetas para hacer que no sean demasiado complicadas y utiliza si es necesario alguna herramienta de cocina que te haga la vida más fácil, como por ejemplo un robot de cocina.

Si crees que la comida puede tardar más de la cuenta, una forma de mantener a la familia alrededor de la mesa es poniendo algo de picar como algunos entrantes. Unas olivas sin hueso, tomate picado… Son unos buenos ejemplos de entrantes para esperar el plato principal.

Comida de Navidad en familia

Sé optimista y mantén una buena actitud

Lo que realmente es importante para mantener a tus hijos alrededor de la mesa en la cena o comida de Navidad, y en todas las demás, es sobre todo tu actitud y el ambiente que crees. Por ejemplo, puedes poner música de fondo, mantener una conversación animada o realizar juegos verbales para poder disfrutar de un buen ambiente de comida o cena familiar.

Cuando se come y menos en la comida de Navidad no es el momento para regañar por las notas o por los cuartos desordenados. Es el momento para estar en familia y disfrutar de la comida todos juntos. Si tienes que regañar sobre algo, escoge otro momento, pero no rompas la unión entorno a la mesa para comer todos juntos. 


Categorías

Varios

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *