Manualidades otoñales para hacer con niños

Las tardes de otoño son ideales para hacer manualidades con los niños, el sol se esconde temprano, llegan las lluvias y las largas tardes que los niños necesitan ocupar. La naturaleza en esta época ofrece cientos de materiales perfectos para hacer distintos proyectos. Por lo que, en función de la edad de tus hijos, podrás hacer actividades más o menos complejas.

Para recoger los materiales necesarios necesitarás organizar un paseo por el campo, otra actividad muy importante para hacer en familia. Aprovecha para enseñar un poco más sobre la naturaleza a los niños, las especies autóctonas y todo lo que puedas encontrar. Los niños disfrutan de esos momentos con los mayores, además, podréis encontrar muchos elementos naturales que serán perfectos para vuestros proyectos.

A continuación vas a encontrar unas ideas que pueden servirte como inspiración, la maravilla de las manualidades es que te permite jugar con tu creatividad. Por este motivo, adapta las propuestas a tus gustos y a los de tus hijos, de esta forma los personalizaréis y serán perfectos para vuestro hogar. No te pierdas nuestra selección de manualidades otoñales para hacer con los niños.

Erizos otoñales

En el bosque podrás encontrar hojas de distintas especies de árboles, para hacer estos divertidos erizos solo tienes que juntar bastantes hojas para hacer distintos animales. Después, en cartulinas de colores solo tendrás que dibujar el erizo y recortarlo. Añade algunos detalles con un rotulador negro, como la nariz o las patitas, y para terminar solo tendréis que pegar en el cuerpo del erizo las distintas hojas.

Un colorido caracol

Las hojas recogidas en el campo se pueden pintar con temperas o con pintura acrílica, de esta forma podréis hacer composiciones tan simpáticas como este divertido y colorido caracol. También podréis hacer otro tipo de animales, como osos o los animales favoritos de los niños.

Un árbol muy especial

Esta rama de árbol puede quedar perfecta como decoración en un rincón del dormitorio de los niños o en una terraza si tenéis en casa. El día que salgáis a buscar los materiales, no olvides llevarte también alguna rama seca que encuentres por el suelo. El búho se puede hacer fácilmente con goma eva y rotuladores de colores.

Tarro decorado con hojas secas

Para hacer estos portavelas tan especiales solo necesitarás algunos tarros de conserva vacíos. Limpia bien el interior para eliminar cualquier residuo u olor antes de comenzar con la manualidad. Las hojas están pegadas con una mezcla de cola blanca y agua. Ve pegando cada hoja con cuidado, superponiendo algunas hojas distintas. Cada uno puede hacer la composición que quiera. Una vez que el pegamento seque, se quedará completamente transparente.

Composición con hojas secas

También podéis hacer otros proyectos más sencillos como esta composición hecha con hojas secas. Necesitarás una cartulina grande donde hacer la composición. El diseño lo pueden elegir los pequeños, inspirándose en todo lo que vieron el día de la recogida de los materiales en el campo.

Marcapáginas de hojas secas

Estos divertidos marcapáginas son muy sencillos de realizar, serán perfectos para que los niños sepan por donde llevan su lectura. Solo necesitarás unos palillos de helado que podéis decorar con pintura, pegatinas adhesivas, purpurinas y todos los materiales deseados. Las hojas secas también se pueden pintar incluso, podéis añadir unos simpáticos ojos como los de la imagen.

Guirnalda de hojas secas

Esta preciosa guirnalda es muy fácil de realizar, tan solo necesitas unas hojas decorativas o folios de colores. Para hacer el diseño, solo tienes que doblar la hoja una y otra vez. Después, une la parte inferior y realiza unos cortes para hacer la forma de las hojas. Al abrir la hoja como un abanico, tendrás esta forma tan original. Utiliza una cuerda de colores o pequeñas ramas secas y cuelga las hojas con unas pinzas de madera.

Tarro con forma de hojas

Este bonito recipiente hecho con hojas secas se puede realizar en pocos minutos y de forma muy sencilla. Necesitarás un globo inflado a medio gas, ve pegando las hojas con cola blanca y agua. Espera durante unas horas hasta que el pegamento se seque y después pínchalo con una agua para poder sacarlo. Rocía el recipiente con un barniz en spray para que se mantenga perfecto durante mucho tiempo.


Categorías

Manualidades

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.