Manualidades para Halloween (V): Bichos colgantes

Manualidades para Halloween - Bichos colgantes

En los últimos días hemos visto diversas propuestas de manualidades infantiles para Halloween para decorar y divertirse utilizando una gran cantidad de materiales reciclados, además de otros materiales sencillos y económicos que se pueden encontrar fácilmente en bazares, librerías y tiendas especializadas.

La primera propuesta fue la realización de murciélagos divertidos usando tubos de cartón de papel higiénico. Después, propusimos hacer vasos fantasma y algunas variantes. La tercera propuesta consistía en hacer arañas locas colgantes usando cajitas de cartón. En la entrega anterior explicamos cómo hacer momias usando, una vez más, tubos de cartón. En la que será la última propuesta de este año para hacer manualidades para Halloween vamos a ver cómo hacer bichos colgantes.

Para hacer estos bichos colgantes necesitaremos cartulinas de colores o cartones finos reciclados de cajas o embalajes, tijeras, pegamento, cinta adhesiva, rotulador, pintura fosforescente  y cordón para colgar. Para este trabajo podemos hacer una plantilla para que nos queden todos iguales o usar envases con las formas que nos parezcan adecuadas para que nos queden todos iguales. También se puede trabajar “a ojo” para poder improvisar y experimentar.

Lo primero que hay que hacer es el cuerpo del bicho, que tiene dos partes: dos círculo u óvalos. Pueden ser iguales o hacer el de arriba un poco más pequeño. También se puede jugar con la posición de las dos partes si se hacen en forma de óvalo. Una vez preparadas las partes, se pegan con pegamento por un extremo de manera que queden con forma de ocho.

A continuación, cortamos dos círculos blancos para los ojos, a los que les dibujaremos un círculo negro dentro. Aquí hay muchas posibildiades para jugar y experimentar en función del tamaño, la colocación, etc. También se puede colocar un círculo negro, bolitas de papel de seda o plastilina (a los peques les encanta hacer bolitas), etc.

Nos quedan la nariz y la patas. La nariz será otro círculo de color (a elegir) al que se le pueden dibujar o aplicar los orificios. Dibuja una boca divertida a juego con los ojos y la nariz con pintura fosforescente. Para las patas puedes hacer una plantilla en forma de ele para hacerlas todas iguales o hacer cada una “a ojo”. Cuando tengas ocho, pega cuatro a la derecha y cuatro a la izquierda por detrás con un poco de pegamento.

Para colgarlos, solo hay que colocar el cordón por detrás y sujetarlo con un poco de cita adhesiva. ¡Tus bichos colgantes están listos.

Fuente – MollyMoo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *