Manualidades sencillas para que los niños aprendan a contar

Para todos los niños aprender matemáticas supone un reto importante. Es cierto que algunos niños tienen una mayor capacidad para los números que otros niños. Pero por lo general, adentrarse en el mundo de las sumas y las cuentas, suele ser difícil para todos los niños por igual. Aunque no debemos preocuparnos ya que en el colegio tienen métodos, para que todos los niños puedan aprender, los padres y las madres tenemos la posibilidad de ayudarles en este camino.

Una forma interesante de que los niños aprendan, es a través del juego. Normalmente las responsabilidades cusan rechazo por ser obligatorias, y la mayor responsabilidad que puede tener un niño es aprender. Por ello debemos buscar la manera de hacer divertido ese aprendizaje. Si se divierten a la vez que aprenden, los niños estarán ganando por partida doble.

Manualidades para aprender a contar

Hoy os traigo unas sencillas manualidades para que los niños aprendan a contar, a la vez que se divierten. Además podréis pasar un tiempo estupendo en familia mientras hacéis los juegos. A la vez que obtendréis nuevos juegos para disfrutar en familia, siempre con el añadido de que será un importante aprendizaje para los pequeños.

Cómo hacer un ábaco casero

El ábaco se ha utilizado desde hace siglos para aprender a realizar sencillas operaciones matemáticas. Hoy en día se sigue utilizando, y resulta una herramienta muy útil para que los niños se inicien en las operaciones aritméticas. Es sencillo adquirir un ábaco en cualquier tienda, pero si lo realizas tu misma con ayuda de tus hijos, será mucho más valorado.

Este ábaco tan sencillo puede realizarse en un rato, además será una ocasión perfecta para enseñar a los niños a reciclar. Solo necesitas un cartón con bastante grosor para que sea resistente, unas cuentas de colores, pintura del color favorito del niño y un elástico.

El primer paso será pintar el cartón, con un pincel y pintura acrílica quedará perfecto. Después y con la ayuda de una regla, mide el cartón y haz 10 marcas. Cuando la pintura esté seca, haz unos pequeños cortes en los dos laterales del cartón, justo donde hayas dejado las marcas. Corta 10 trozos de elástico de la misma medida, inserta en cada una las cuentas necesarias, empezando por una y terminando por 10.

Inserta con cuidado las filas de cuentas en las ranuras que previamente habías hecho, anuda por detrás del cartón para que no se escape ninguna cuenta. Con ayuda de un rotulador que no se borre, marca el número de cuentas de cada fila, así servirá como recordatorio.

Puzzle de números

Este juego con forma de puzzle, puede ser una gran alternativa para pasar un rato divertido con los niños, a la vez que aprenden a contar. Puedes hacerlo con frutas como en el que ves en la imagen, o puedes elegir los motivos favoritos de los niños, formas geométricas, siluetas de animales o cualquier forma que ellos deseen.

Utiliza un cartón resistente pero que no sea excesivamente grueso. Pega sobre el cartón una cartulina blanca para poder dibujar los motivos elegidos. Dibuja varios rectángulos con la misma medida, divide en tres secciones, la central más grande que las dos exteriores. Dibuja la forma de puzzle para poder unirlas después. Recorta con cuidado con ayuda de unas tijeras o un cuter.

Y ahora llega la parte más divertida que podrán hacer directamente los niños. Dibujad en cada recuadro las formas elegidas, comenzando por uno hasta los cartones que hayáis recortado. Recuerda anotar la palabra con el número en una sección, y el número en la otra. El juego es muy simple y seguro que a los niños les encantará. En lugar de hacer solo 5, podéis aumentar las figuras a medida que vayan aprendiendo. Incluso hacerlo más grande o con diferentes formas.

Floreros numerados

Aquí tenemos otro juego muy sencillo pero muy divertido. Necesitamos 10 rollos de cartón del papel higiénico, diferentes palillos de helado, papel y rotuladores de colores. Como ves en la imagen es muy sencillo. Forra primero cada rollo de cartón y anota los números del 1 al 10 en cada uno. Después dibuja en folios blancos diferentes flores. Pueden ser todas de la misma medida, pero tendréis que pintarlas de diferentes colores.

Recortad las flores y pegad en los extremos de los palillos de helado. El juego consiste en colocar en cada jarrón, el número de flores que marca cada uno. Es una sencilla forma de enseñar a los niños a contar. Seguro que les encantará y pedirán hacer muchos más con diferentes formas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.