¿Se recomienda la medicina homeopática para niños?

La homeopatía es un sistema de medicina natural, que se basa en que lo similar cura a lo similar. Los remedios producen efectos semejantes a los síntomas de la enfermedad, y así se activa la respuesta metabólica.

Esta alternativa a la medicina convencional cada vez tiene más adeptos. Muchos padres consideran que el tratamiento con remedios sin ingredientes químicamente alterados no es nocivo, ni tiene efectos tóxicos. Esto no es así, la medicina homeopática es eficaz, pero debe ser administrada por un profesional médico.

¿Se puede administrar medicamentos homeopáticos a todas las edades?

Los tratamientos se pueden administrar desde que los bebés son recién nacidos, siempre previa consulta médica, que evaluará el cuadro clínico del niño, tenga la edad que tenga.

Cada niño o niña es un ser diferente y tiene que ser evaluado como tal. Por mucho que te lo recomienden no se puede utilizar la misma medicación homeópata de un niño a otro. La medicación no orientada, aunque se trate con las mejores intenciones, puede ser ineficaz y perjudicial para los niños.

En lactantes y niños menores de 2 años se aconseja utilizar la homeopatía en glóbulos para que los chupen, los tomen disueltos en agua o leche, en el biberón. Las gotas están más indicadas para los niños mayores de 2 años, y se disuelven en agua, leche o zumo.

La primera consulta a un médico o médica homeopática incluye una extensa entrevista y una evaluación de los síntomas del niño, sus problemas de salud anteriores, y la historia clínica familiar. Se trata al niño, no el síntoma. Por eso ocurre que dos niños con el mismo diagnóstico pueden ser tratados con medicamentos distintos. El médico homeópata decide en función de las características individuales de cada niño o niña.
Otros temas que se tratan son sus patrones de sueño, preferencias alimentarias, el temperamento y otras pautas conductuales, como rabietas, celos o terrores nocturnos.

Enfermedades en las que se recomienda este tipo de tratamiento

crianza con apego

Depende de cada familia el tratamiento o seguimiento que quiere para sus hijos. El mayor beneficio de la homeopatía es que previene o mejora trastornos crónicos típicos de la infancia. Se ha destacado como eficaz especialmente en afecciones agudas y enfermedades recurrentes como cólicos, cuadros gripales, conjuntivitis, asma, eczemas, alergias, etc.

En contra de lo que se cree, en un cuadro agudo la acción del medicamento homeopático es especialmente rápido. Si no presenta mejoría en las primeras 48 horas, se debe buscar otro tipo de ayuda. Los cólicos del lactante, el malestar por la aparición del primer diente o los trastornos del sueño a las semanas de nacer pueden desaparecer en poco tiempo.

Los resfriados, catarros, bronquiolitis, asma, otitis a menudo se tratan con homeopatía. Estos remedios son de gran utilidad también en la prevención.

La dermatitis atópica es, sin duda, la patología de piel más frecuente en la infancia. Y aunque no es fácil de mejorar el tratamiento homeopático mejora su evolución y pronóstico de una manera espectacular, a la vez que disminuye el uso de otros medicamentos menos deseables, como los corticoides.

Medicina homeopática y situaciones emocionales

Miedo a la oscuridad en niños

La medicina homeopática no solo trata las dolencias físicas, sino que muchas de las llamadas emocionales o psíquicas también se abordan desde esta medicina alternativa. Es el caso de los terrores nocturnos, celos, ansiedad, duelos…

Los niños y niñas son seres con un profundo mundo emocional, pero carecen de la experiencia que les facilitaría la solución o el abordaje de los conflictos. En muchos casos esta incapacidad de gestión de las situaciones o incomprensión de las emociones, que para ellos son fundamentales, pueden ser el origen de un sufrimiento vital, llegando con frecuencia a somatizarlo.

Son varios los remedios y combinaciones médicas homeopáticas para estas cuestiones, pero es el médico quien aconsejará qué tratamiento será el más indicado en cada caso, y en cada niño o niña. Los pequeños se benefician especialmente de la medicina homeopática porque potencia su capacidad para recobrar el equilibrio por sí mismos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.