Métodos anticonceptivos tras el parto: El DIU

Mujer embarazada hablando con su médico

Aunque aún te parezca algo demasiado lejano, es importante que durante tu embarazo comiences a pensar en tus futuras relaciones sexuales tras el parto. Casi con seguridad, tu matrona o el médico que esté siguiendo tu embarazo mantendrá una conversación contigo sobre este tema. Es fundamental que recibas toda la información necesaria para que llegado el momento, puedas reanudar tu vida sexual con toda la seguridad.

Hoy en día existen diferentes tipos de métodos anticonceptivos y esto facilita mucho las opciones para cada mujer, que puede elegir según sus preferencias. Pero es importante saber que todos los métodos anticonceptivos no están recomendados tras el parto, especialmente si vas a alimentar a tu bebé con lactancia materna. Por este motivo, es necesario que te informes bien y con suficiente tiempo. Así podrás estar preparada para cuando llegue el momento.

Uno de los anticonceptivos más eficaces y recomendados tras el parto, es el DIU. Te contamos en qué consiste exactamente y por qué debes tenerlo en cuenta.

¿Qué es el DIU?

DIU (Dispositivo Intrauterino)

El DIU es un método anticonceptivo femenino, sus siglas hacen referencia a su nombre que en concreto es Dispositivo Intrauterino. Se trata de una pequeña pieza de plástico maleable con forma de T, que se introduce en el interior del útero. Esta maniobra debe ser realizada exclusivamente por un ginecólogo o médico especialista, puesto que su mal uso puede causar consecuencias negativas en la mujer.

El Dispositivo Intrauterino funciona de la siguiente manera, una vez queda colocado en la cavidad uterina, el dispositivo produce una pequeña inflamación. De esta forma, los posibles óvulos que sean fecundados tendrán menos posibilidades de alojarse en el útero. Además, el DIU está compuesto por un pequeño hilo de cobre que actúa como espermicida, ya que libera iones en el interior del útero.

Si decides utilizar el DIU como método anticonceptivo, debes saber que tendrás que esperar al menos 6 semanas después de dar a luz para poder colocarlo. Esto en el caso de que tu parto haya sido natural. En el caso de tener que someterte a una cesárea, tendrás que esperar al menos 2 o 3 meses. El tiempo exacto lo marcará tu ginecólogo, que realizará las exploraciones necesarias para asegurarse de que la zona está completamente recuperada.

Ventajas y desventajas

Una de las mayores ventajas del uso del Dispositivo Intrauterino, es que resulta efectivo desde el primer momento. Con otro tipo de métodos anticonceptivos, tienes que esperar un tiempo determinado para poder contar con la efectividad del producto. Además, el porcentaje de efectividad es muy alto, ya que ofrece una protección de un 98% aproximadamente.

En cuanto a la duración del DIU, existen diferentes modelos y cada uno tiene un tiempo de duración estimado según el propio fabricante. Generalmente suele tener una duración de entre 3 y 5 años, pasado ese tiempo, es necesario retirarlo y cambiarlo por un nuevo dispositivo.

Por otra parte, el DIU no está exento de desventajas y también es importante conocerlas para tenerlas en cuenta. Uno de los principales problemas, es que puede provocar que tus reglas sean más abundantes y que sean más duraderas. También puede causar que sufras dolores de menstruación más severos y que tengas calambres abdominales.

Además, el DIU está asociado al riesgo de sufrir un embarazo extrauterino. Por este motivo no está recomendado para mujeres que hayan pasado esta situación o por diversas infecciones en los genitales. Tampoco se recomienda en mujeres que tengan reglas muy abundantes, que padezcan de anemia o que hayan tenido quistes en los ovarios.

Revisiones médicas

Mujer en el ginecólogo

Es muy importante que realices una visita a tu ginecólogo cada 6 meses. De esa forma podrá revisar que todo esta correcto. Tu propio médico te informará de todas las dudas que puedas tener al respecto. Por lo que no debes faltar a las citas médicas.

Si crees que este puede ser el método anticonceptivo perfecto para ti, una vez que pase tu embarazo, no dudes en pedir información a tu matrona o a tu ginecólogo de referencia. Los facultativos podrán resolver cualquier duda que te surja, así podrás tomar la decisión adecuada en base a tus necesidades.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.