Mi bebe comía muy bien y ahora no quiere comer: ¿por qué y qué hacer?

Bebé no quiere comer

Si tu bebé comía muy bien y ahora no quiere comer, es probable que esté pasando por una de las conocidas crisis de crecimiento. Desde el nacimiento, el bebé pasa por varias fases y cambios repentinos que afectan directamente a la alimentación. Estas crisis pueden estar provocadas por diferentes motivos, los más habituales, la salida de los dientes, al desarrollo de la personalidad o  sencillamente al crecimiento del bebé.

Gestionar estas crisis o cambios a la hora de comer, puede resultar desesperante porque siempre existe el temor de que el bebé no se alimente bien y sufra carencias que afecten a su crecimiento. Sin embargo, lo que dice la estadística es que si tu bebé comía bien, esta crisis pasará de la misma forma que llegó, repentinamente. Es decir, generalmente el bebé vuelve a comer bien pasados unos días.

¿Por qué ahora mi bebé no quiere comer?

Los cambios en la alimentación o en las ganas de comer del bebé no tienen por qué estar relacionadas con el tipo de alimento, ya que los bebés lactantes también pasan por las mencionadas crisis de crecimiento. Sin embargo, cuando se introduce la alimentación complementaria es más común que los bebés que antes comían bien, de repente no quieran comer.

Esto es algo totalmente normal, ya que cada niño es diferente y lo que para unos es un placer, para otros significa un sufrimiento. La comida, los alimentos con sus sabores y texturas, son difíciles de asimilar cuando hasta hace poco se alimentaban de rica leche calentita. En este caso, si tu bebé no quiere comer debido a la introducción de los alimentos sólidos, debes seguir algunas pautas.

  • Introduce los alimentos muy poco a poco, procura que esté lo menos manipulado posible para que no pierda textura. A muchos bebés que no les llama la atención el triturado, les gusta saborear y jugar con el alimento en su forma natural. Deja que descubra el alimento y que se lo lleve a la boca él mismo según le apetezca.
  • No le fuerces, porque obligar al bebé a comer no hará más que llevarte al efecto contrario. Sigue con la lactancia y asegúrate de que está bien nutrido, ya irá comiendo mejor.
  • No te obsesiones con las cantidades. A veces nos obsesionamos con que los bebés y niños pequeños comen poco, y es posible que hayan comido lo justo y necesario. Aunque solo pruebe una cucharadita de la comida, será un gran paso para una alimentación completa.

Respeta sus gustos y no le obligues a comer

Los bebés tienen preferencias, eso es algo importante que a veces se pierde de vista. Se piensa que los bebés deben comer de todo desde pequeños, sin tener en cuenta que quizá, el sabor o el alimento no le gusta. Y eso es algo totalmente normal, como lo es que un adulto tenga preferencias con las comidas. Dale a probar los alimentos de uno en uno para descubrir paulatinamente cuáles son los que el gustan y cuáles no.

Si un alimento no le gusta, muestra rechazo y no lo quiere ni probar, no lo destierres. Prueba con otros alimentos y ve descubriendo cuáles son las cosas que más le gustan. Pasadas unas semanas, vuelve a probar con el alimento en cuestión, prepáralo de otra forma, mézclalo con leche o con otros alimentos que sí le gusten. Y lo más importante, nunca obligues a comer a un bebé o a un niño.

Es muy importante respetar las necesidades del niño y entender cuándo está saciado. Aunque puede parecer complicado, es tan sencillo como dejar que sea el bebé quién regule su apetito. Si tiene hambre, él se encargará de hacértelo saber con una buena sesión de llanto. Controla su crecimiento pesándole regularmente, acude a las revisiones pediátricas y si su crecimiento es el adecuado, no te agobies por si come más o menos. Y, si pasa demasiado tiempo y la crisis de alimentación no remite, pide consejo al pediatra.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)