Mi bebe está amarillo

Mi bebe está amarillo

Algunos bebés recién nacidos presentan una coloración amarilla en la piel e incluso en el blanco de los ojos. Esto ocurre cuando se presenta una gran cantidad de bilirrubina, una sustancia amarilla resultante de la degradación normal de los glóbulos rojos, pero ¿por qué tu bebé está amarillo?

Los niños recién nacidos pueden desarrollar estos altos niveles durante los primeros días del nacimiento sin tener mucha importancia. Ocurre porque el hígado del bebé puede tardar algunos días en aprender a eliminar la bilirrubina. Este pigmento se puede medir a través de un aparato llamado bilirrubinómetro, que determinará si se encuentra en un nivel más elevado de lo normal. Es aquí cuando el pediatra evaluará si el bebé tiene ictericia y si requiere de algún cuidado especial.

Mi bebé está amarillo, ¿cuáles son los signos?

Los primeros síntomas que aparecen es el color amarillento en la piel, dónde puede empezar a manifestarse en la cara incluído el blanco de los ojos. Con el tiempo irá pasando a la mitad del cuerpo y después en las extremidades inferiores. La ictericia es difícil de ver en los niños con la piel oscura, para poder averiguarlo se puede presionar con el dedo la frente o nariz del bebé y al levantarlo se debe de observar el fondo del color que queda.

La mayoría de los bebés suelen tener una ictericia leve y llega a ser inofensiva. Pero con una concentración alta de bilirrubina pueden estar muy adormilados, parece que están enfermos, no se alimentan correctamente y no tienen tono muscular. Llegados a este punto hay que acudir al pediatra inmediatamente, ya que un nivel alto puede causar daño cerebral.

Causa de la ictericia en los bebés

Los bebés cuando nacen tienen una mayor concentración de células sanguíneas o glóbulos rojos que los adultos y para poder eliminarlos necesitan fabricar un gran cantidad de bilirrubina. Este pigmento amarillo se procesará por el hígado y se eliminará a través de la orina y heces, pero hay veces que estos niveles de bilirrubina aumentan en cantidades mucho más mayores de lo normal provocando el tono amarillo en la piel.

Mi bebe está amarillo

Los bebés que han nacido prematuros no están preparados para poder procesar esta degradación y muchos de ellos presentan niveles bajos de bilirrubina. Otros casos dónde se manifiesta es cuando el bebé tarda en expulsar el meconio durante sus 24-48 h de vida. Si este hecho se retrasa es cuando la bilirrubina vuelve a la circulación de la sangre y aumentando el riesgo de ictericia. Este caso se solventa ayudando a expulsar el meconio lo antes posible gracias al amamantamiento.

La ictericia de la ‘lactancia materna’ también ocurre cuando el bebé no está siendo alimentado de forma correcta por la lactancia durante sus primeros días de vida. Puede ocurrir que no amamante bien o porque a la madre no le ha subido la leche, en este caso hay que ayudarlo.

Otros casos pueden ser cuando el grupo sanguíneo del bebé es distinto al de la madre, en este caso la madre fabrica anticuerpos que atacan a los glóbulos rojos del bebé. O cuando el bebé tiene un problema de origen genético que hace que los glóbulos rojos sean más frágiles. Es cuando se degradarán con más facilidad provocando algunos problemas de salud.

¿Cómo se trata la ictericia?

En la mayoría de los casos la ictericia suele ser leve y desaparece al cabo de varias semanas. No hay que alarmarse pues es cuestión de esperar a que su pequeño cuerpo vaya eliminando el exceso de bilirrubina en la sangre. Si está causado por una alimentación insuficiente se le administrará mucho más alimento a través del pecho o con una leche de fórmula aconsejada por el médico.

Mi bebe está amarillo

Para casos mucho más graves se aplica la fototerapia, un tratamiento dónde a los bebés se les acuesta debajo de lámparas especiales para que su piel se exponga a la una luz que hace que la bilirrubina se pueda expulsar mucho mejor.

‘La transfusión de intercambio’ es otro procedimiento de emergencia que se aplica cuando no funciona nada de lo anterior. En este caso se reemplaza la sangre del bebé por la de un donante para bajar rápidamente la concentración de bilirrubina.

La inmunoglobulina intravenosa es otro tratamiento que impide que los anticuerpos ataquen a los glóbulos rojos cuando tienen sangre incompatible con el grupo sanguíneo. Esta terapia da buenos resultados y evita que se puedan hacer transfusiones.

Cuando el caso de ictericia es leve y no necesita de tratamientos especiales, es bueno que el recién nacido se le exponga a la luz solar, aunque no directa por posibles quemaduras, así ayudará a la degradación de la bilirrubina y se expulsará por la orina. Si quieres saber mucho más sobre los cuidados de piel de un recién nacido visita nuestro enlace aquí.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.