Mi bebé llora todo el día

El llanto es el principal medio de comunicación de tu bebé. Como no puede hablar, es la única herramienta que tiene para hacerte saber que necesita algo. Si tu bebé llora todo el día, podría querer comer, que se le cambie el pañal o simplemente un abrazo. Comprender lo que quiere decir tu bebé y actuar en consecuencia ayudará a que deje de llorar constantemente.

Algunos bebés tienden a llorar más entre las 3 y las 16 semanas de edad, siendo el momento más álgido alrededor de los dos meses. Frecuentemente se llama cólico al llanto persistente que tiende a aparecer en ráfagas, así que justo cuando piensas que se está calmando, comienza a llorar de nuevo. Vamos a ver qué se puede hacer cuando un bebé llora todo el tiempo.

¿Por qué lloran los bebés?

bebé llora en brazos

Es difícil de saber la razón por la que un bebé no para de llorar tras comprobar de que aparentemente está todo bien. Es posible que te preocupe olvidarte de algo y que realmente tu hijo o hija no esté bien. Ante esta situación generalmente los padres pierden la calma y piensan que no están a la altura y que les es imposible conectar con su bebé. Pero para nada esos pensamientos son ciertos.

Los bebés lloran por muchas razones. Es su forma principal de comunicación porque captan tu atención y expresan sus necesidades. Al principio resulta difícil interpretar las diferentes formas de llorar del bebé, pero a medida que pasa el tiempo te vas familiarizando con su forma de expresar sus necesidades, y aprendes a satisfacer mejor sus necesidades. Veamos las razones más comunes por las que lloran los bebés:

  • Puede tener sueño o sentir cansancio
  • Puede tener el pañal sucio por orina o heces
  • Puede tener hambre
  • Puede sentirse abrumado por exceso de estímulos, por ejemplo, que haya ruido o demasiada actividad a su alrededor
  • Cólicos, reflujo ácido o alergias alimentarias
  • Puede necesitar eructar
  • Puede tener calor o frío
  • Puede sentirse enfermo o enferma, o que le duela alguna parte de su cuerpo
  • Puede tener gases que le provoquen dolor de barriga
  • Puede sentir ansiedad o miedo ante personas o lugares que no reconoce

Normalmente, atendiendo las necesidades más básicas es suficiente para sofocar su llanto. Pero otras veces, el llanto persiste más.

¿Qué puede ayudar a un bebé que llora?

bebé en brazos de su madre

Darle demasiada atención a un bebé no es muy positivo porque se acostumbrará a que estéis siempre encima, y cuando os eche de menos llorará. Para calmar a un bebé que llora lo primero que hay que hacer es supervisar su estado y seguir estos consejos:

  • Tómale la temperatura para asegurarte de que no tiene fiebre. Si tuviera, es aconsejable llevarlo al médico cuanto antes
  • Asegúrate de que no tenga hambre ni el pañal sucio
  • Mece su cuna lentamente, o cógelo en brazos y camina con él hasta que se calme. El movimiento pude ser relajante.
  • Háblale o cántale alguna canción relajante, los bebés se tranquilizan al escuchar la voz de su madre
  • Ofrécele un chupete, por si fuera lo que está pidiendo
  • Dale un paseo en su cochecito, o id a algún lugar en coche
  • Cógelo y respira tranquila y lentamente, puede que quiera estar en contacto contigo y notar tu cuerpo y tu tranquilidad
  • Darle un baño tibio puede calmarle
  • Prueba a palmear o frotarle la espalda por si le ayuda a eructar. También puede calmarse si lo colocas en tu regazo boca abajo y le frotas la espalda delicadamente.
  • Pon música relajante en casa

Algunos bebés necesitan menos estimulación. Los bebés de dos meses o menos, pueden calmarse al envolverlos bien en una manta, y acostándolos boca arriba en la cuna con las luces de la habitación muy tenues o a oscuras. Pero a partir de los dos meses, o cuando el bebé comienza a poder darse la vuelta por sí mismo, esto no es muy aconsejable.

¿Qué hacer cuando nada funciona?

bebé durmiendo con su padre

Si nada de lo que has hecho ha funcionado, coloca al bebé en su cuna boca arriba, sin mantas sueltas ni peluches. Cierra la puerta y deja al bebé durante 10 minutos. Durante esos 10 minutos, haz algo para tratar de relajarte y calmarte. Lávate la cara, respira profundamente o escucha música que te guste. Pasados esos 10 minutos, controla el estado de tu bebé. Los bebés notan mucho las sensaciones, así que si te nota más relajada, tus intentos por calmarle serán más efectivos.

Hay momentos en los que el bebé llora y ya no sabes qué hacer. Nos invade un sentimiento mezcla de impotencia y desesperación porque queremos que el bebé esté bien y deje de llorar. En momentos así, lo mejor es pedir ayuda a un amigo o familiar para que te releve mientras descansas unos minutos sin la preocupación constante del bienestar de tu hijo o hija. Si nada parece surtir efecto, es momento de pensar en llevar al bebé al médico para descartar que su irritabilidad se deba a un problema de salud fuera de tu alcance.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)