Mi bebé no para de comer, ¿Qué hacer?

Mi bebé no para de comer

Es una gran incógnita cuando existen casos dónde un bebé no para de comer. En realidad, cada niño o niña tiene sus propias necesidades particulares, por lo que según avanzan en su crecimiento, se les va regularizando su sistema digestivo. No obstante, hay que observar todo tipo de señales, tanto si el niño está creciendo y engordando con total normalidad.

Siempre se ha asociado a un niño sano cuando come mucho o con gran regularidad. Aunque no es del todo una realidad, porque también existen niños delgados, que se alimentan lo justo y están totalmente sanos. Pero sí que existe mucha preocupación cuando un niño o niña no quiere comer, ya que provoca mucha ansiedad en los padres. En el caso contrario, ¿Qué se puede hacer cuando un bebé tiene siempre hambre?

¿Qué ocurre cuando un bebé no para de comer?

Los bebés nacen con un apetito innato, dónde necesitan comer casi a demanda. Generalmente suelen esperar a sus tomas, cada dos a tres horas aproximadamente, pero otros necesitan hacer su toma cada poco tiempo.

Cuando el bebé se pasa mucho más tiempo al pecho, absorbe todos los nutrientes con mejor seguridad. El hecho de que lo haga con mucha más frecuencia tampoco es malo, ya que recibirá muchos mejores nutrientes y anticuerpos para fortalecer su sistema inmune.

  • Hay que observar cualquier tipo de circunstancia que ocurra a su alrededor, ya que cualquier cambio en su vida familiar le puede hacer crear más ansiedad por comer. Otra de las causas puede ser que tengan hambre constantemente cuando no se han alimentado lo suficiente en sus tomas de pecho.
  • Hay que revisar si la forma en que se produce el amamantamiento es la correcta, si el agarre del pezón y su forma de succionar es la correcta. Esta podría ser una de las causas por las que un bebé no se sienta saciado y quiera estar mucho tiempo pegado al pecho. O que lo demande con más frecuencia de lo habitual.

Mi bebé no para de comer

Cuando un bebé está bien alimentado

Como ya hemos descrito, un bebé cuando se pasa mucho tiempo al pecho puede ser porque no se ha quedado satisfecho. Otra de las causas que puede ocurrir, es cuando crea una succión en el pecho tan solo por apego, porque se siente más tranquilo y seguro. En este caso, crea una demanda totalitaria, tanto de día como de noche. En este caso, si el niño no para de exigir, sobre todo por la noche, habla con el pediatra para una posible solución.

En cualquiera de estos casos, hay que observar que el niño esté bien alimentado, que gane el peso correcto, y vaya a más, y que los pañales les moje con total normalidad. Son los mejores indicativos para ver crecer feliz a un bebé.

Los bebés que toman biberón o una alimentación complementaria

Cuando los niños toman biberón o leche de fórmula es mucho mejor conocer qué cantidad de alimento están tomando. Siempre es mejor añadir una pequeña cantidad más de leche para saber si está realmente saciado con la medida que necesitaba. En este caso, podremos conocer cuando quiere dejar de comer.

Mi bebé no para de comer

Los bebés cuando comienzan con la alimentación complementaria suelen comenzar despacito, ya que la introducción de alimentos sólidos suele ser más costosa. Es más probable que el bebé demande mucho más de la toma de leche, ya que sigue siendo su alimento principal.

Siempre se ha clasifica el crecimiento del bebé con estos periodos: 3 semanas, 6 semanas, 3 meses o 6 meses. En cada fase descrita es fácil observar como el bebé está pasando por un momento de provisión, por lo que demande su comida con más necesidad. En estos casos se suelen observar cómo está en un período de crecimiento junto a los llamados “estirones”.

No hay problema cuando un bebé está demandando constantemente su alimento, seguramente sea porque lo necesita. Hay que evaluar que su tomas se están haciendo de forma correcta. Si el bebé está irritable, llora constantemente, mancha poco los pañales y no engorda, es un indicativo de que el alimento no le está llenando lo suficiente.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.