Mi hija solo quiere a su madre

Mi hija solo quiere a su madre

Es un tema que está representado en muchas familias, tanto para niños como para niñas, y es cuando una hija solo quiere a su madre. La niña escoge a su madre para todo, para vestirse, peinarse, asearse, como reclamo…una tarea que llega a ser agotadora y dónde a la madre se la ha hecho escoger el rol primordial de todo el apego y responsabilidad hacia su hija.

En los primeros años de su vida, es habitual ver a niños apegados a sus madres siendo el único reclamo e incluso la única persona en la que más pueden confiar. Para poder intentar desvanecer esta condición, la única salida sería que la niña pase más tiempo con otras personas y así reforzar un poco más su autonomía. Pero si la dependencia a la madre está muy marcada habrá que buscar los motivos más habituales.

¿Por qué mi hija solo quiere a su madre?

Seguramente te hayas encontrado con momentos comprometidos cuando tu hija se acerca y te dice “mamá, te quiero más que a papá”. Son momento en los que no se sabe cómo reaccionar, asentamos muy agradecidas y reseñamos la figura del padre como alguien que también está ahí para quererlo igualmente.

Bajo otros términos también se puede describir la palabra “mamitis” que es cuando tu hija no te suelta ni de la mano, siempre quiere que la cojas, le vistas, le des de comer y que juegues con ella. Y más cuando ocurren hecho como estos:

La madre pasa más tiempo en casa que el padre. Ocurre porque no tiene trabajo, ha pedido una excedencia o esté bajo cualquier circunstancia. Pero cuidado, si la madre tiene que volver a incorporarse a un nuevo turno de trabajo, quizás la niña puede crear mucha más dependencia, por la falta de su figura a la que estaba habituada.

Mi hija solo quiere a su madre

La llegada de un nuevo hermano a casa también es otro de los motivos. Se crean un pequeño halo de celos y se sienten menos atendidas porque ven más atención a su hermano recién nacido. En este caso llaman la atención para todos los cuidados primordiales e incluso algunos niños vuelven a tener “regresiones en su infancia” para llamar mucho más la atención.

Cuando han habido cambios drásticos y movimientos inusuales en casa. Quizá ya no pueda la madre hacerse cargo las 24 horas del día de su hija y necesite de los abuelos, el padre e incluso de alguna cuidadora para que le ayude. Seguramente tu hija se niegue a que le den responsabilidades o tareas sino son marcadas de la mano de su madre. Las mudanzas también son muy representativas en los comportamientos de los niños, no se toman bien los cambios y pueden responder con hechos como éste.

¿Es bueno o malo que mi hija solo quiera a su madre?

Es la pregunta de muchos padres. El que solo quiera tu hija estar con su madre es un apego que no se sabe derivar a si es bueno o malo. En este caso hay que analizar el tipo de “mamitis” y de apego que se está produciendo. Sabemos que las niñas tienen más confinidad con su madre. Son las que representan la figura femenina que ellas quieren imitar. En su madre encuentran detalles en los que más tarde se fijarán, como arreglarse, vestirse y maquillarse.

Ese apego y seguridad hacia la madre debe de estar ligado con una buena crianza, dónde a los niños hay que darles seguridad y mucho amor. No hay que crear un apego excesivo. Lo niños deben saber reaccionar si la madre no le da primero una solución o se lo soluciona ella directamente. A la niña desde que es pequeña se le puede dar ciertas herramientas para que no desarrolle un vínculo tan grande hacia la madre. Siempre se puede solventar con relacionarla con gente de su entorno para que se desligue de ese afecto o que se haga partícipe de ciertos objetos fetiches para que se sientan seguro con ellos y no lo pierdan de vista. Para leer más sobre temas relacionados puedes entrar en “¿qué es el apego emocional y en qué consiste?” o “la importancia del apego en la salud


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.