Mi hijo adolescente prefiere a su padre

Hijo adolescente prefiere a su padre

Si tu hijo adolescente prefiere a su padre, es normal que te sientas dolida y apartada. Ya que lo más habitual es que los niños sientan más apego por las madres, especialmente cuando son muy pequeños. Sin embargo, no debe ser un motivo de preocupación porque la madurez y el paso a la adolescencia conlleva una serie de cambios en la actitud de los chicos.

De hecho, es probable que tu hijo adolescente prefiera apartarse un poco de ambos padres, porque se encuentra en pleno proceso de encontrarse a sí mismo. Inconscientemente o quizá, siendo muy consciente, los chicos sienten la necesidad de encontrar su lugar en el mundo. Y lograrlo bajo la protección de mamá, se volverá mucho más complicado.

Prefiere a su padre, ¿ya no me necesita?

Mi hijo adolescente prefiere a su padre

El primer pensamiento de una madre cuando un hijo prefiere al padre es, ya no me necesita. Las madres se sienten útiles, necesitan sentirse indispensables para los hijos porque ese es su principal papel durante muchos años. Sin embargo, a medida que los niños crecen necesitan más espacio, más autoridad y autonomía. Cuando existe una relación muy cercana a la madre, esta tarea puede resultar más complicada.

Por otra parte, para los adolescentes no es fácil hablar con las madres de ciertos temas. Especialmente si se sienten demasiado pequeños, si aún se sienten como un bebé para la madre. En ese caso, lo más normal es que busquen la complicidad en la figura paterna, ya que los padres muestran una menor tendencia a infantilizar a los niños. Eso no significa que tu hijo no te necesite, simplemente, que te necesita de una forma diferente.

Cómo actuar

Si no existe una razón más allá de la propia adolescencia, con todos sus cambios, no debes preocuparte en exceso ante esta situación. Por muy apartada que te sientas, lo más probable es que se trate de una etapa que de la misma manera que llega, se va. No obstante, es muy importante valorar otras circunstancias que pueden llevar a tu hijo adolescente a preferir a su padre.

A veces los hijos se sienten ofendidos por razones que solo ellos entienden, pero que pueden llevarles a sentirse más lejos de sus madres que de sus padres. Quizá ha ocurrido algo que le ha hecho sentirse mal, y por ello es muy importante diferenciar si prefiere a su padre como parte de su crecimiento, o si es porque está enfadado contigo. En este caso, debes afrontar la situación y mantener una conversación con tu hijo para encontrar el problema y la solución.

En cualquier caso, es esencial mantener la calma y respetar la necesidad de tu hijo. No te muestres dolida, ni necesitada ante él, porque lo más probable es que no entienda lo que te pasa. Muestra interés por las cosas que le preocupan, por sus relaciones personales, por sus gustos musicales. Con respeto, aunque a ti te parezcan cosas poco apropiadas. Porque si quieres que tu hijo adolescente se sienta cómodo contigo, debe sentir que te esfuerzas por entender el mundo como él lo ve.

Los cambios en las relaciones madre e hijo

Cambios en la relación madre e hijo

Las relaciones entre padres e hijos sufren diversas transformaciones a lo largo de la vida. En cada etapa, los hijos se sienten más o menos unidos al padre o la madre, en función de sus propias necesidades. Comprender que no es una cuestión de egoísmo, sino de los cambios propios de la madurez, es la clave para que la relación entre madre e hijo sea siempre la correcta.

Recuerda que los hijos deben encontrar en sus padres una figura sobre la que aprender, en la que fijarse y descubrir cómo deben ser de mayores. Lo que no deben ver en sus padres y en sus madres es un amigo, porque en esa relación se pierde cuestiones tan importantes como la autoridad. Tampoco se debe poner en la tesitura de elegir entre el padre o la madre, porque la realidad es que lo ideal es que el niño se sienta cómodo con ambos.

Así que no te sientas agraviada, ni desplazada, ni busques la forma de recuperar tu lugar en la vida de tu hijo adolescente, por mucho que ahora prefiera a su padre. Porque para tu hijo, no hay nadie en el mundo que pueda remplazar el papel de una madre, aunque llegue a tener una relación más cómoda con su padre.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.