Mi hijo es inmaduro para su edad

Mi hijo es inmaduro

Algunos niños son más inmaduros o tienen actitudes más infantiles en ciertos aspectos, en comparación con otros niños de su edad. Esto puede ser algo totalmente normal, ya que cada uno tiene un ritmo de crecimiento y una personalidad propia que también influye en su grado de madurez. Sin embargo, es importante valorar actitudes que pueden ser una señal de alerta de que algo no marcha como debiera.

Si tu hijo te parece inmaduro para su edad porque es más dependiente, quizá porque se echa a llorar cuando algo no le sale bien o porque su comportamiento es más infantil que el de otros niños de su edad, debes observar otro tipo de comportamientos. La madurez de un niño se mide no solo por su personalidad, sino por el desarrollo de ciertas habilidades que deben acompañar el crecimiento.

Cómo saber si mi hijo es inmaduro para su edad

¿Es mi hijo inmaduro para su edad?

Existen ciertos hitos del desarrollo infantil que son los que ayudan a determinar el correcto desarrollo de los niños y las niñas en cada una de las etapas de la infancia. Aunque no se trata de compararlos, sino de encontrar un punto concreto donde situar el grado de desarrollo de los niños. Por ejemplo, se estima que a partir de cierta edad los niños en general tienen madurez para el control de esfínteres.

Lo que no significa que todos los niños tengan que lograrlo a la misma edad. Al igual que otras muchas de las habilidades que tienen que desarrollar los niños, el control de esfínteres es madurativo. Lo que en este caso se trata de una señal de inmadurez infantil. Además de esta, existen otras cuestiones que pueden ser una señal de que un hijo es inmaduro para su edad.

  • Problemas del lenguaje: A partir de cierta edad se espera que los niños puedan formar frases de 2 o 3 palabras. Un niño inmaduro para su edad puede mostrar retraso en el lenguaje o dificultad para articular palabras de más de una sílaba.
  • Mala coordinación motriz: Niños que constantemente se chocan con las paredes y que tropiezan habitualmente al caminar.
  • Retraso del control de esfínteres: Uno de los hitos más relacionados con la madurez psicológica y física. El niño que es muy inmaduro para su edad puede tener problemas para dejar el pañal.

Todas estas cuestiones están relacionadas con la inmadurez psicológica y pueden ser una señal de algún problema que deba ser tratado por especialistas. Desde el retraso madurativo, hasta el Trastorno del Espectro del Autismo, lo que debe ser valorado por el pediatra a la mayor rapidez posible.

¿Inmadurez o sencillamente infantilismo?

¿Inmaduro o infantil?

Hay niños que no tienen inmadurez, sino que simplemente son más infantiles y así lo muestran en su comportamiento. Este es el caso de niños inseguros, que necesitan atención constante y creen que al comportarse como un bebé mantendrán esa atención con mayor facilidad. También puede estar relacionado con la edad, ya que en el colegio un niño puede tener una diferencia de prácticamente un año con respecto al resto de los compañeros.

Los niños inmaduros para su edad a menudo se comportan de forma poco apropiada, según lo que se espera de ellos cuando adquieren cierta edad. Para descartar cualquier otro problema del desarrollo, lo primero es contactar con el pediatra. En casa, puedes ayudar a tu hijo a madurar a través de acciones y tareas que le ayuden a ser más autónomo.

Crear una lista de tareas de la que se pueda responsabilizar y obtener un refuerzo positivo después es un comienzo. También puedes intentar comunicarte con tu hijo, intentando que aprenda a comunicarse de una forma más serena, explicando con calma su día a día. Muestra interés por sus cosas, para que se sienta valorado. Cuando tu hijo se comporte bien, prémiale con buenas palabras, porque así entenderá que ese es el camino para obtener tu atención y no comportándose como un bebé.

Y lo más importante, acompaña a tu hijo en el camino del crecimiento. Ayúdale a crecer, trabaja en su autoestima para que se sienta capaz de hacer cualquier cosa. Porque el amor propio se debe fomentar para que los niños, aprendan a valorarse y creer en sí mismos. Este es el primer paso para que tu hijo sea un niño maduro y autónomo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.