Mi hijo finge estar enfermo

hijo finge
¿Quién no ha tenido la tentación de fingirse enfermo para saltarse una obligación? Los niños, y niñas también lo hacen, y hasta cierto punto podemos considerarlo normal. Pero si este comportamiento ya es habitual, entonces hay que tomar cartas sobre el asunto. Y averiguar el porqué.

Hay distintas razones posibles por las que tu hijo finge estar enfermo, desde llamar la atención, demandar más compañía, celos, o miedo por ir a la escuela o no realizar tal o cual tarea extraescolar. Determinar la causa te ayudará a lidiar con el comportamiento. A continuación te damos algunas ideas.

Razones por las que un niño finge

hijo finge

En general los niños fingen enfermedades por diferentes razones. Pueden simular estar enfermos sólo por evitar ciertas tareas o actividades como recoger su habitación, ir a ver a ciertos familiares, a la escuela…si se trata de una vez aislada, no debes darle mayor importancia. Pero si cada vez que proponemos este tipo de tareas o actividades lo hace, habrá que preguntarse y preguntarle ¿qué le pasa? y averiguar la verdades razón.

También puede que tu hijo esté fingiendo simplemente porque requiere una mayor atención de ti. Esto a veces sucede cuando aparece un elemento nuevo en la familia, puede ser una pareja o un hermanito o hermanita. Esto también puede darse sin que haya un elemento nuevo, simplemente tu hijo está pasando por una etapa en la que disfrutan teniendo una atención adicional por tu parte, aunque no haya ningún problema grave.

En niños entre cinco y diez años de edad es bastante común no querer ir a la escuela y fingir estar enfermos, en general se habla de que están padeciendo un temor paralizante al tener que dejar la seguridad de la familia y de la casa. Además los niños pueden fingir por ansiedad, acoso escolar o problemas de aprendizaje.

Si tu hijo finge dolores o lesiones

fingir lesiones

A veces como madres queremos que nuestros hijos sean los mejores en todo y les presionamos para que alcancen muchas metas. Esta presión juega en contra de ellos y comienzan a aparecer las llamadas lesiones fantasmas en los niños y niñas deportistas. Podemos decir que son enfermedades que los mismos fingen, sólo para conseguir ese descanso que nosotras no les damos.

En general, cuando los niños se quejan de dolores, al no encontrar ningún tipo de lesión, el médico lo que hace es indagar en la relación que tiene con sus padres o su entrenador, ya que los síntomas son ficticios. Esto es más común de lo que parece. Es importante, como madres que entendamos que a una edad temprana hay que disfrutar del deporte, y no presionarlos con los resultados.

Las madres debemos adoptar una actitud positiva cuando nuestros hijos realizan alguna actividad, y pasar un rato agradable. Sin que para el niño o la niña esto suponga una presión, una meta, una competición que si no alcanza acabará defraudándonos a nosotras y frustrándole a ellos.

Recomendaciones para lidiar con la simulación de tu hijo

hijo finge

Expertos y expertas recomiendan estar atentos a los factores que están desencadenando que el niño finja. Pero en general, una vez descartadas situaciones graves, nos recomiendan no proporcionar atención al niño cuando tengamos la certeza de que está fingiendo. Lo más probable es que se aburra de simular.

Por otro lado, de forma complementaria anima a tu hijo a continuar con las tareas a pesar de “estar enfermo” y proporciónale refuerzos positivos y recompensas para los días en los que no finge. Pasa con tu hijo tiempo de calidad, disfruta de él y trata de no colmarle de atenciones sólo porque diga que se siente mal.

Cuando un niño simula una enfermedad, sabe que está fingiendo y él o ella conoce la razón para hacerlo. Sin embargo, también existe el trastorno facticio. Este es un trastorno mental clínico en el que la única razón para fingir estar enfermo es recibir un tratamiento médico o atención. Rara vez este trastorno se da en niños pequeños, pero es más común de lo que se cree en adolescentes. Consulta con el médico si esta es tu sospecha.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.